ARCHIVADO EN:

El gobierno de Ada Colau todavía exhibe a Jordi Valmaña como director general de Cementiris de Barcelona. El alto cargo, el máximo responsable técnico del hundimiento de 144 nichos en el cementerio de Montjuïc el 15 de septiembre de 2017, dejó la empresa el pasado abril por la puerta de atrás, pero siete meses después Valmaña todavía figura como el máximo responsable de Cementeris en la página de transparencia del Ayuntamiento de Barcelona.

El nombre de Jordi Valmaña, en la página de transparencia / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA El nombre de Jordi Valmaña, todavía en la página de transparencia / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

El nombre de Valmaña aparece acompañado del sueldo que cobraba por el cargo que ostentó desde 2006, 108.864 euros. Sin embargo, Valmaña ya no está al frente de Cementiris. Ahora, Cementiris lo dirige Miquel Trepat, que fue durante años máximo responsable del Zoo.

"EN FUNCIONES"

Trepat ostenta la dirección general desde el pasado abril, aunque fue nombrado por el consejo de administración de la empresa el pasado de octubre. En la página web de Cementiris, el nombre de Trepat va acompañado del epígrafe "en funciones", aunque fuentes municipales aseguran que se trata simplemente de un descuido.


Miquel Trepat, director general "en funciones" en la web de Cementiris / CEMENTIRISMiquel Trepat, director general "en funciones" en la web de Cementiris / CEMENTIRIS

Valmaña salió de Cementiris por la puerta de atrás. El exgirector general gestionó los cementerios de la ciudad con tres alcaldes distintos -Jordi HereuXavier Trias y Ada Colau-. Pero su opaca dirección ha quedado marcada por el derrumbe de hace dos años, que afectó a unos 350 cuerpos, muchos de los cuales siguen sin identificar. 

La gestión del caso estuvo plagada de errores y de poca transparencia: no se avisó a los bomberos cuando se detectó una grieta días antes del desplome, se dejó entrar una retroexcavadora en la zona 0 que mezcló restos humanos y escombros y no se informó a las familias con la corrección necesaria.