"La que se nos viene encima, a nivel económico, es muy grande", ha advertido el primer teniente de alcaldía, Jaume Collboni, en el pleno municipal sobre las consecuencias del coronavirus en la ciudad. Según Ada Colau, la pandemia ha dejado por ahora 50.000 personas en el paro. Posiblemente, es solo una primera oleada. El gobierno ha dado a conocer los datos del covid cuando tenía que haber presentado el informe sobre el estado de la ciudad de 2019, con una radiografía muy negativa.

Los datos del coronavirus, en el ámbito económico, son muy malos, pero según la alcaldesa podrían ser peor si no fuera por la aplicación de los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal aplicados por numersosas empresas. Para Collboni, la prioridad de los próximos meses tiene que ser la creación de empleo. "Es la mejor manera de combatir las desigualdades".

LA INSEGURIDAD, EL PRINCIPAL PROBLEMA

Colau y Colboni han pasado casi de puntillas sobre el informe de 2019. De hecho, apenas han hecho mención. Alcaldesa y primer teniene de alcaldía han escondido el pésimo estado de la ciudad con el Covid-19. Buena parte de la oposición sí ha hecho su trabajo y ha puesto el dedo en el ojo del ejecutivo local.

Para la líder de Cutadans, Mariluz Guilarte, el informe sobre el estado de la ciudad requería un pleno extraordinario. Para la edil, no hacerlo "es una falta de respeto hacia la ciudadanía". El informe vuelve a poner en evidencia que el principal problema de los barceloneses en 2019 fue la inseguridad, con unos 200.000 delitos en todo el año, unos 550 cada día, ha recordado Guilarte. "¿Dónde está el PSC en el Ayuntamiento? Es una mera comparsa", ha soltado Guilarte a Collboni. 

MÁS PERSONAS SINTECHO

La regidora de JuntsxCat, Neus Munté, ha criticado el aumento de las desigualdes territoriales, ya antes del Covid-19. "Crece la demanda de servicios sociales y el número de personas sintecho", ha subrayado Munté. Los datos de más sin hogar en la vía pública ya los avanzó hace unos días Arrels Fundació. Munté también ha criticado que el gobierno municipal no haya presentado el barómetro municipal de principios de año, en el que se dan a conocer los principales problemas de Barcelona y la valoración de los líderes municipales.

En su intervención, el líder de Barcelona pel Canvi, Manuel Valls, ha recordado el problema de la vivienda, con un precio medio de los alquileres de 970 euros. Según Valls, los importes crecieron en 2019 un 5,3%. "La petición de vivienda pública ha llegado a las 41.735 solicitudes", ha explicado el exprimer ministro francés. "Antes del covid, veníamos de más oscuridad que de claridad". Para Valls, ahora Barcelona tendrá los mismos problemas junto a la crisis que ha dejado el coronavirus.

Valls ha comparecido por vía telemática y ha dicho que se alegraba de no estar en el Ayuntamiento, todavía muy molesto porque Colau y Collboni apoyaron el mes pasado una declaración de ERC en la que se criticaba el papel del gobierno francés, cuando Valls era ministro del Interior, durante el desalojo de un campamento gitano. El Tribunal Europeo de los Derechos Humanos (TEDH) condenó al Estado francés por la violación de los derechos fundamentales.

PIES DE BARRO

Ernest Maragall, ganador de las elecciones municipales de mayo de 2019 al frente de ERC, ha opinado que antes del coronavirus "ya no íbamos bien", y ha considerado que el mal estado de la ciudad ha hecho que se haya estado menos preparado para afrontar el covid. "Teníamos un crecimiento con pies de barrio. Ahora solo nos queda el barro". Maragall ha comparado a Collboni con Trump, por hablar siempre de "job, job, job" para hacer frente al coronavirus.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.