La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha convertido en una fuente de recursos imprescindible para la economía solidaria de la capital catalana durante los últimos años.

En línea con esta tendencia, el Ayuntamiento ha establecido un convenio con la Xarxa d'Economia Solidària de Catalunya mediante el cual le ha otorgado una subvención a dedo.

El importe ofrecido por el consistorio asciende hasta los 87.500 euros, que se destinarán a financiar un proyecto del colectivo.

ECONOMÍA SOCIAL EN BARCELONA

El Ayuntamiento costeará parcialmente el proyecto 'Xes: Economia Social Solidària a Barcelona en temps de crisi', del cual abonará un 29,36% del importe total de 298.000 euros.

La apuesta del consistorio por este modelo es tal que ha llevado al gobierno municipal a potenciar la Estrategia de la Economía Social y Solidaria en Barcelona 2030. Mediante esta iniciativa, el Ayuntamiento pretende impulsar un modelo económico y social basado en la “gestión democrática y participativa, comprometida con la comunidad” y orientada a las “necesidades humanas”.

Cartel promocional de la Xarxa d'Economia Solidària / XES
Cartel promocional de la Xarxa d'Economia Solidària / XES

NUMEROSAS PARTIDAS

El gobierno municipal liderado por Colau no ha escatimado en otras ocasiones para financiar a organizaciones que potencian este modelo económico. Las subvenciones en años anteriores han sido numerosas y generosas.

Buen ejemplo de ello son las que el ejecutivo municipal ha otorgado a la Xarxa de Consum Solidari (XCS), colectivo con sede en Barcelona que no ha dejado de sumar ingresos municipales. En 2018, las partidas ascendieron hasta los 265.000 euros.

Entre los proyectos por los que la organización alcanzó esa cuantía, destacan la “mejora de la gobernanza local y la gestión municipal”, la iniciativa 'Consumo crítico, soberanía alimentaria y feminismo' y la creación de un plan de comunicación para los mercados de payés de la capital catalana.

OTRAS SUBVENCIONES

El año 2017 también contó con relaciones fluidas entre el colectivo y el consistorio. Pese a que tan solo recibió la adjudicación de un contrato menor, las subvenciones fueron varias.

Desde la divulgación del consumo responsable en mercados, hasta un proyecto de "turismo y clases populares" se llevaron importantes cuantías económicas del Ayuntamiento, con un gasto total de unos 240.000 euros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.