El gobierno municipal de Barcelona en Comú y PSC trabaja para tener en 2021 un presupuesto superior al de 2020. Según los datos que han dado a conocer este viernes el primer teniente de alcaldía Jaume Collboni, el concejal de Presupuestos Jordi Martí y la regidora de Hacienda Montserrat Ballarín, la cifra podría rondar los 3.231 millones de euros, 197,5 millones más que en 2020.

El dinero propuesto supone una cifra récord a pesar de la crisis sanitaria. En cómputos globales, el presupuesto municipal, si sale aprobado, se incrementará un 6,5% respecto a 2020. A grandes rasgos, el ejecutivo local prevé que el gasto alcanzará los 2.415,5 millones de euros, mientras que la inversión se podría situar en los 795,4 millones.

En el caso del gasto, el aumento es de 29,5 millones respecto a 2020, y en el de la inversión, de 202 millones más. Las inversiones incluyen las de la empresa Barcelona de Serveis Municipals (B:SM) y las del Institut Municipal d'Habitatge i Rehabilitació. Del total, 50 millones irán para vivienda. El presupuesto también tiene en cuenta buena parte de las obras de 2020 que se han tenido que aplazar por el coronavirus.

NEGOCIACIONES, A PARTIR DEL 9 DE NOVIEMBRE

El objetivo Ada Colau y Collboni es que las cuentas se puedan aprobar en el último pleno del año, en diciembre, aunque en algunos puntos los números se verán modificados. Barcelona en Comú y PSC​ no cuentan con la mayoría suficiente para sacar adelante los presupuestos y deberán llegar a un acuerdo con parte de la oposición. Las negociaciones se iniciarán el 9 de noviembre. Si no se consiguen aprobar, se prorrogarán los actuales, que suben a unos 2.700 millones

Tras una fuerte subida de impuestos en 2020, a través de las Ordenanzas fiscales, los tributos municipales se congelarán en 2021, de ahí que el gobierno municipal esté pendiente de las aportaciones que pueda hacer el Estado -si se aprueban los Presupuestos Generales del Estado- para disponer de un cuentas históricas para 2021.

Las aportaciones estatales serán de 107,6 millones (del fondo extraordinario de 3.000 millones para los municipios) y de 247 millones por el incremento de la PIE (Participación de los Impuestos del Estado) respecto a la caída de la actividad económica. El consistorio también prevé endeudarse en 150 millones para compensar la bajada de ingresos por el Covid-19.

LA PREVISIÓN, APROBARSE EN DICIEMBRE

En 2020, el presupuesto municipal se aprobó con los votos a favor de 33 de los 41 concejales. Junto a los partidos de gobierno, apoyaron las cuentas ERC y JuntsxCAT. El objetivo de Colau y Collboni es que el montante quede visto para sentencia el 23 de diciembre. Previamente, los números deberán ser avalados por la comisión de Economía. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.