ARCHIVADO EN:

El gobierno de Ada Colau ofrece unos 5.000 euros a las familias afectadas por el derrumbe en el cementerio de Montjuïc para que callen y evitar que reclamen. Lo afirma el expresidente de la ONCE y abogado, Miguel Durán, que ha puesto su despacho al servicio de los parientes de los fallecidos. Dice representar a unas 40 familias.

"Hay gente que ha cogido los 5.000 euros. Para que se los paguen, se tienen que comprometer a que no reclamarán. Desde un punto de vista jurídico, son acuerdos viciados. Estas personas han firmado engañadas porque no disponían de toda la información sobre el caso", opina Durán.

Durán&Durán Abogados ha puesto un anuncio en prensa para llegar a estas familias. En su opinión, tanto el Ayuntamiento como la empresa municipal Cementiris de Barcelona, han incurrido en "una grave negligencia" en este caso, han desinformado a las familias y han faltado al rigor en la identificación de los cadáveres.

SIN AVISAR A LOS BOMBEROS

En conversación con Metrópoli Abierta, Durán enumera algunos de los errores cometidos por el gobierno de Colau: no se tomó ninguna medida cuando se detectó una grieta antes del derrumbe, tampoco se avisó a los bomberos (ni antes ni después del hundimiento), ni a las familias, dice el que fuera también presidente de Tele 5.

Pero quizá el problema más grave "fue permitir que entrara una excavadora en la zona del derrumbe justo después del accidente. Se mezclaron todos los restos y se dificultó enormemente el trabajo de los antropólogos para identificar a los cadáveres", subraya Durán.

CementerioMontjuic 5
Nichos vacíos tras el derrumbe de septiembre en el cementerio de Montjuïc / HUGO FERNÁNDEZ

Una de las familias a la que se le hundió el nicho, con cuatro cuerpos dentro, es la de Cristina García Galante. Esta persona afirma que no ha sido hasta ahora, ocho meses después del hundimiento, que les han llamado para hacer las pruebas de ADN tras exhumar los cuerpos.

"Fuimos a Bellaterra hace un par de semanas. Nos hicieron las pruebas a distintas personas de la familia y tomaron muestras de mi prima y de mi hermano. Nos han dicho que los resultados tardarán unos meses en llegar", afirma Cristina, muy crítica con la gestión del Ayuntamiento en el caso.

A finales del pasado enero, tras la presentación del informe de la síndica sobre el derrumbe, el Ayuntamiento aseguró tener identificados 270 cuerpos. Metrópoli Abierta ha intentado actualizar estos datos y los acuerdos económicos alcanzados con las familias, pero al cierre de esta edición no había obtenido respuesta del gobierno de Colau. Distintos afectados han cuestionado los datos facilitados por el consistorio.

Durán acusa al Ayuntamiento y a la empresa de Cementiris de Barcelona de intentar "tapar" el derrumbe de los nichos, como "Federico Trillo hizo con el Yak-42". "En el caso del PP fue un escándalo. Si criticas a este gobierno [los comuns de Colau] por una actuación parecida, te dicen que eres un facha". Algunos medios ya han calificado el derrumbe como el Yak-42 catalán.

ASUMIR CULPABILIDADES

El abogado considera que en este caso lo prioritario no es obtener una compensación económica para las familias. "Lo primero es intentar identificar todos los cuerpos que se puedan. Muchos se mezclaron y será difícil", apunta. Durán también cree que alguien se tiene que responsabilizar y asumir culpabilidades. El expresidente de la ONCE opina que el Ayuntamiento no ha actuado con la "senbilidad necesaria". 

CementerioMontjuic 10
Nichos del cementerios de Montjuïc en muy mal estado / HUGO FERNÁNDEZ

Otro aspecto que preocupa a Durán&Durán Abogados es la necesidad de garantizar "que los restos de las personas fallecidas se repongan en un sitio adecuado" y asegurar que un siniestro parecido no volverá a suceder. Ahora parece difícil que el Ayuntamiento se pueda comprometer: el cementerio de Montjuïc se encuentra en muy mal estado. La propia síndica alertó de la necesidad "de mantener el recinto en un correcto estado de conservación y mantenimiento". 

"Lo último de los que se tiene que hablar son de las indemnizaciones", sostiene Durán. Aunque reconoce que será un tema que se tendrá que abordar. "Las familias han sufrido daños morales. Hay personas que están en tratamiento psicológico", afirma.

Durán opina que será difícil llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento y que el caso acabará en un contencioso-administrativo. En opinión del letrado, los principales culpables del siniestro y de la pésima gestión que se ha hecho son el director general de Cementiris, Jordi Valmaña; el presidente de Cementiris y regidor, Eloi Badia, y la alcaldesa Colau.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.