La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado este domingo durante el Consell Nacional de Catalunya en Comú que en la ciudad “no es que haya una crisis general de seguridad; hay un problema concreto con los hurtos y los robos”.

En declaraciones durante el consejo del partido, la primera edil ha defendido que su gobierno alerta desde hace más de un año del problema de seguridad, que considera que ha incrementado de manera general en Catalunya y más en la capital catalana por tener más turismo y población.

REPUNTE DE INSEGURIDAD

En este sentido, Colau ha recordado que su ejecutivo municipal ha reclamado en reiteradas ocasiones más agentes de los Mossos d’Esquadra y ha pedido cambios legislativos: “Hay jueces diciendo que no tienen los instrumentos suficientes para tratar la reincidencia”.

La alcaldesa también ha considerado que durante el año pasado las instituciones no estaban “completamente activas” debido al contexto electoral, pero prefiere “mirar en positivo y ver que la Generalitat se ha puesto las pilas, ha convocado varias reuniones y ha anunciado que van a venir 300 agentes Mossos d’Esquadra a final de mes”.

Este domingo por la mañana Catalunya en Comú ha celebrado su Consejo Nacional, en el que los comunes han votado si apostaban por una ley de resolución dialogada como estrategia para resolver el conflicto político en Catalunya.