Se acercan las elecciones municipales y cada partido político utiliza sus propios métodos para llegar al máximo de ciudadanos posible. Algunos candidatos a la alcaldía de Barcelona lo hacen a la vieja usanza, es decir con grandes meetings en los que pronuncian discursos convincentes y lanzan dardos a sus oponentes, pero Colau ha ideado una nueva estrategia orientada a la generación millennial

Hoy en día los jóvenes no son conscientes del poder que tiene un voto para el desarrollo de una ciudad. Muchos de los barceloneses no se sienten identificados con los partidos políticos que se presentan a la alcaldía, por eso el voto de esta segmento de la población es ínfimo. Ada Colau conoce bien el mundo en el que viven los nacidos entre el 1981 y el 2010, los llamados millennials y la generación Z. Ella misma utiliza las redes sociales para llegar a un mayor público, comprende a su audiencia y sabe que es la única forma que tiene para diferenciarse de sus rivales.

 

UNA ESTRATEGIA NOVEDOSA

Hoy en día la gente que triunfa no solo consigue llegar al éxito por sus habilidades. Desde hace unos años se ha creado una especie de movimiento que se basa en generar contenido alrededor de un concepto para así alimentarlo sin necesidad de repetirlo. Los cantantes antes de sacar un single lo anuncian en las redes sociales, van dejando pequeñas pistas, e incluso generan polémicas y utilizan recursos subliminales y premeditados para germinar expectación. 

La alcaldesa de Barcelona se ha acogido a este método y ha comenzado a crear una red de eventos en los que se rodea de gente muy influyente entre la sociedad joven de la ciudad condal. Su próximo acto de precampaña está enmascarado como propuesta feminista, acompañada de las Devermut, dos influencers que cuentan con más de 304 mil suscriptores en su canal de Youtube y 257 mil seguidores en Instagram, la alcaldesa hablará de las desigualdades entre hombres y mujeres. 

 

 

 

INFLUENCERS Y FESTIVALES

Colau sabe bien de quién se rodea, Devermut son unas de las youtubers más conocidas en el panorama actual español. Abogan por los derechos de las mujeres y de la comunidad LGTBI, son un referente para muchos jóvenes que todavía piensan en como salir del armario, o de aquellas que se empoderan por la causa. La alcaldesa está al corriente de que los influencers son el mejor método de publicidad, sabe que llegan a un publico enorme y cuelan la información que desean de una manera imperceptible. 

Pero Ada no juega una sola carta, a parte de la pareja de influencers, ha construido un evento en el que más mujeres alzaran la voz. Barcelona Feminista será una especie de festival situado en la Nau Bostik en el que actuarán Las Pibas Producen, unas cantantes que luchan por la paridad en la industria de la música y pinchará la DJ feminista Lisaa QueR

Desde las redes sociales de Barcelona en Comú, invitan a todo aquel que quiera a asistir, "si no tiene nada que hace", es decir como recurso para ir a pasar la tarde. Colau recibirá a sus asistentes en su 'trampa de araña' y aprovechará la ocasión para lanzar mensajes subliminales sobre su candidatura. La alcaldesa será una más en su Coachella particular y disfrutará jugando a ser la próxima Dulceida.