A caballo regalado, no le mires el dentado. Así se toma la alcaldesa de Barcelona en funciones, Ada Colau, los votos que le quiere ceder gratis Manuel Valls, pese a la oposición de la mitad del partido que encabeza, BCN Canvi-Cs. Colau tiene claro que su prioridad se centra en un tripartito entre BComú, ERC y PSC, pero no le hace un feo a Valls: "Todos los votos que vengan, bienvenidos sean".

Aun así, la alcaldesa en funciones ha recalcado en que no negociará ni pactará nada con el ex ministro francés, con quien únicamente ha intercambiado un mensaje de teléfono. Sin embargo, ha confesado que tampoco se sentiría incómoda si finalmente recibe sus votos. "Me comunicó su intención por mensaje de móvil y le respondí que gracias pero que solo iba a hablar con las formaciones con las que puedo coincidir en un proyecto de ciudad", ha apostillado en El Objetivo de La Sexta.

UNA COALICIÓN 'DE SENTIDO COMÚN'

En esta línea, ha pedido a PSC y ERC a superar la política de bloques y vetos cruzados para conseguir una coalición de las tres formaciones de izquierda, "algo que es de sentido común". Su intención es sacar adelante un proyecto de ciudad y en eso se centrará hasta el mismo día en que se constituyan los Ayuntamientos.

La alcaldesa no ha dudado en atizar al candidato de ERC por sus declaraciones sobre el final del juicio en el Tribunal Supremo contra el procés, que es siempre motivo de debate. "¿Sería imaginable que la misma semana en que se acaba se retiren los lazos amarillos del Ayuntamiento"?, espetó Ernest Maragall.

LA INDEPENDENCIA, UNA BARRERA

Así, Colau le ha reclamado una rectificación por unas "tristes" declaraciones con las que busca ponerle "entre la espada y la pared", algo que es "de mal gusto". "Es una barbaridad. Hemos sido inequívocos, categóricos, al decir que judicializar la política es un despropósito, una barbaridad y hace un flaco favor a la cuestión de fondo", ha indicado la todavía primera edil.

Por otro lado, ha incidido en que no quiere convertirse en un premio para ninguna de las formaciones. "Lo que no quiero es ser el trofeo de un bloque contra otro, que es lo que han hecho estos días", ha subrayado rechazando la exigencia del candidato del PSC, Jaume Collboni, a un acuerdo previo a la investidura.

EL FUTURO DE COLAU ESTÁ EN EL AIRE

Sobre su futuro profesional como política, ha dicho que si no es elegida alcaldesa se subordinará a lo que sea mejor "para el proyecto colectivo" de BComú. Su situación personal, ha opinado, “es lo de menos”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.