Un alud de peticiones ha colapsado durante unas horas el servicio municipal a través del cual se canalizan las ayudas de 300 euros que el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha para paliar los efectos del coronavirus en este colectivo.

La gestión se lleva desde Barcelona Activa, una oficina que dirige el socialista Félix Ortega y que depende de la primera tenencia de alcaldía que encabeza Jaume Collboni. Sin embargo ha sido el partido de Ada Colau, Barcelona en Comú, el que está alertando que el servicio, este jueves por la mañana, se ha detenido por el alud de solicitudes. Según los comuns, por la tarde ya funcionaba.

RESPUESTA DE LAS INCIDENCIAS 

Fuentes de la oficina de prensa municipal han negado que el servicio se haya paralizado y aseguran que el problema se produjo el miércoles, cuando se conectó mucha gente a la vez y el sistema sufrió "algún momento de colapso; iba más lento". Las mismas fuentes afirman que se está repondiendo a todo el mundo que ha sufrido alguna incidencia.

Una usuaria, Mònica Ortiz, ha dicho en Twitter que desde el miércoles es "horroroso" y acompaña su comentario de un pantallazo en el que se puede leer que la demanda está "temporalmente" fuera de servicio, lo que confirma la versión de Barcelona en Comú.

MÁS DE 4.000 USUARIOS

En el momento de cerrar este artículo, 4.077 barceloneses habían solicitado la ayuda. El presupuesto que el Ayuntamiento ha destinado para esta subvención es de cinco millones. Con las solicitudes tramitadas hasta ahora se han cubierto 1,2 millones de euros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.