ARCHIVADO EN:

Ciutadans ha fichado a Manuel Valls. Así lo han confirmado este viernes fuentes del partido naranja. "Está hecho", ha sido la respuesta. A principios de junio, Metrópoli Abierta ya avanzó que Valls estaba muy cerca de intentar el asalto a Barcelona. De esta manera, el exprimer ministro francés, que se ha posicionado en distintas ocasiones contra el proceso independentista, se convertirá, si no sucede nada raro, algo que no se puede descartar en la política actual, en candidato a las elecciones municipales del 9 de junio de 2019. 

La respuesta que fuentes de Ciutadans -el nombre del partido se mantiene en catalán en el Ayuntamiento de Barcelona- ha dado a este medio no es oficial. El anuncio podría producirse en los próximos días -este fin de semana Valls coincide con Albert Rivera en Palma de Mallorca en la plataforma España Ciudadana-, pero también se puede retrasar a después del verano. "A septiembre", apuntan las fuentes. En las entrevistas que concede Valls, asegura que "todavía se lo está pensando y que está muy animado", dijo el 3 de julio a La nit a 8tv. Lo cierto es que la decisión, a nivel político, está tomada, y la única duda que tiene Valls es familiar. Es lo único que, ahora mismo, podría truncar la operación. 

LISTA DE CIUDAD

Otra cosa es el formato con el que Valls (Barcelona, 1962) se presentará a los comicios barceloneses. A finales de abril, Valls explicó que de concretarse la candidatura estaría más cómodo con una plataforma unionista, una lista de ciudad hecha a su gusto, con personas de la sociedad civil o de otros partidos. En este sentido, Valls tendrá carta blanca y Ciutadans no le pondrá ningún problema. Lo que se plantea  es una candidatura con "otra marca", que suene a Ciutadans pero que no sea solo Ciutadans, subrayan las fuentes. Suena "Barcelona ciutadana" y "Ciutadans en marcha". Aunque tampoco hay que descartar que se acabe produciendo alguna coalición con algún otro partido.

Valls ha estado esta semana en Barcelona. Varias fuentes cuentan que ya tiene un equipo de personas que trabaja para él, gente de su confianza. De hecho, Valls ha viajado varias veces a la capital catalana estos últimos meses para entrevistarse con empresarios, entidades y políticos para sondear el apoyo a su proyecto y lograr los seis millones de euros que necesita para su campaña. Las encuestas, que Valls ha analizado, dan a Ciutadans resultados dispares, aunque ninguna contempla el efecto que el anuncio del exministro del Interior galo tendría en caso de presentarse.

ENTREVISTA CON COLLBONI

Entre las personas  con las que Valls se ha visto figuran el secretario general del PSC, Miquel Iceta, y el alcaldable por Barcelona Jaume Collboni, confirman fuentes socialistas. Oficialmente, el PSC dio calabazas a Valls. Fuentes socialistas insisten en esta versión, pero también muestran su preocupación por los resultados del último barómetro municipal, que da a Collboni una intención directa de voto de un 6,1, tres puntos menos que hace seis meses. El sondeo indica que Collboni no aprovecharía el tirón de la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa.

Actualmente, Ciutadans tiene cinco regidores en el Ayuntamiento de Barcelona. Los consiguió Carina Mejías, la persona que lidera el grupo municipal. Antes de Mejías, Ciutadans no había logrado nunca representación en el Ayuntamiento de Barcelona. En las últimas elecciones autonómicas, los naranja ganaron en siete de los diez distritos de la ciudad y obtuvieron 218.746 votos en Barcelona. Con estos resultados, Ciutadans ganaría de calle las municipales. Pero en estos tiempos, los resultados electorales pueden cambiar en cuestión de días: una sentencia judicial, un caso de corrupción, un pacto mal gestionado... ¿Quién podía pensar hace tres meses que Sánchez sería ahora presidente del gobierno? A 11 meses para las municipales, todavía quedan muchos capítulos por escribir.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.