ARCHIVADO EN:

Las relaciones entre Ciudadanos y Manuel Valls penden de un hilo. Apenas dos horas después de que el exprimer ministro francés afirmara en rueda en prensa que estaba dispuesto a investir a Ada Colau para evitar que en Barcelona haya un alcalde independentista, la réplica del partido naranja no se ha hecho esperar: los regidores de Ciutadans no investirán a la líder de Barcelona en Comú para evitar un gobierno de ERC, aunque la formación se muestra abierta a apoyar una posible candidatura alternativa liderada por Jaume Collboni.

El resultado de las elecciones del pasado domingo no garantiza aritméticamente la alcaldía a Ernest Maragall. El republicano logró 10 regidores y necesita 21 para ser investido en primera votación, la mayoría del pleno. Desde el día siguiente de los comicios, una parte de los comuns (el sector federalista), el PSC y el propio Valls exploran una vía alternativa. Colau y PSC suman 18 concejales, y necesitan al menos otros tres para que la operación tenga éxito.

TRES CONCEJALES DE CIUDADANOS

La plataforma Barcelona pel Canvi-Ciutadans obtuvo el jueves seis concejales, entre ellos Valls. Tres de ellos son integrantes de Ciutadans -Paco Sierra, Mariluz Guilarte y Marilén Barceló-, mientras que los otros dos, Celestino Corbacho y Eva Parera son muy próximos a Valls. En caso de que en el pleno de investidura se planteara la opción de reelegir a Colau como alcaldesa, Barceló, Sierra y Guilarte, muy probablemente, votarían en contra. Las diferencias también podrían desembocar en una escisión del grupo municipal en dos.

"El resultado en Barcelona no nos permite gobernar la ciudad y por tanto estaremos en la oposición. Si hubiera que impedir que haya un alcalde independentista o populista, los concejales de Ciudadanos negociarían con un candidato que no sea ni independentista ni populista. A pesar de las diferencias que hay con la candidatura socialista, la opción que reúne esas condiciones es Collboni. Ciudadanos está dispuesto a negociar con Collboni para que Barcelona sea una ciudad abierta y constiucionalista".

Poco después de la nota de prensa de Ciudadanos, Valls ha colgado un tweet con todos los miembros de su grupo municipal sonriendo. "Segunda sesión de trabajo después de las elecciones municipales de Barcelona. ¡Seguimos!".