ARCHIVADO EN:

La exconcejala de Ciutat Vella, la antigua okupa Gala Pin, que a última hora decidió descolgarse de las listas de Barcelona en Comú (BeC) y no acompañar a su amiga Ada Colau en el nuevo mandato, no se ha quedado en el paro: acaba de ser nombrada miembro de la Comisión de Control de las Consultas Populares no Refrendarías. Su amiga Colau la ha colocado en un lugar clave para poder seguir teniendo cargo público y, lo que es más grave, en un procedimiento plagado de irregularidades, ya que no se habría de haber nombrado ahora y su puesto está reservado “a juristas y politólogos de reconocido prestigio”.

Un decreto del presidente de la Generalitat, Quim Torra, firmado el pasado 26 de junio certifica que nombra nuevos miembros de la citada comisión parlamentaria, en la que la exconcejala es casi la única mujer. Los nuevos miembros de esta comisión son, aparte de Gala Pin, Xavier Godàs, Elia Marzal, Pablo Nuevo, Josep Pagès y Miguel Pérez-Moneo.

La comisión tiene como objeto velar “para que las consultas populares no referendarias se ajusten a los principios, reglas y requisitos que establece la ley y para que se lleven a cabo con pleno respeto al procedimiento que se establezca y a las reglas específicas de la convocatoria”.

JURISTAS DE RECONOCIDO PRESTIGIO

La ley detalla también que los miembros de la comisión han de ser “siete juristas y politólogos de prestigio reconocido. El pleno del Parlament los designa por medio de un acuerdo adoptado por mayoría de tres quintas partes de los diputados. Estas designaciones se han de hacer dentro de los tres meses siguientes al inicio de la legislatura. En cualquier caso, la mayoría de los miembros de la comisión han de ser juristas”.

Contrariamente a lo que dice textualmente la ley, Gala Pin no fue escogida dentro de los tres meses siguientes a las elecciones ni es una jurista de reconocido prestigio. Es más: aunque comenzó a estudiar Filosofía, Pin no terminó la carrera y en la actualidad no tiene titulación superior.

UNA TRAYECTORIA DE ACTIVISTA

Antes de ser concejala, Gala Pin militaba en los movimientos okupas y vecinales de Barcelona y su nombre se vinculó a campañas de concienciación como las llevadas a cabo por las Mil Viviendas, la asociación que había tomado el antiguo cuartel de la Guardia Civil en el casco viejo. También militó en la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), la organización de la que surgió la mismísima alcaldesa.

Más tarde, Gala Pin se unió al movimiento 15-M, en el que también destacaron como activistas otros compañeros suyos que luego fueron en las listas municipales de Barcelona en Comú. Asimismo, formó parte del grupo impulsor de Guanyem Barcelona, el pequeño partido fundado por Colau, que dio origen a BeC.

DOCTORES EN DERECHO

Los otros miembros de la comisión de control, en cambio, certifican unas sólidas trayectorias académicas, tal y como establece la ley. Xavier Godàs, militante de ERC y alcalde de Vilassar de Dalt, es doctor en Sociología y especialista en movimientos sociales y teoría sociológica y tiene varios libros publicados.

Elia Marzal es doctora en Derecho por el European University Institute y profesora de Derecho Constitucional, además de tener varias obras publicadas. Pablo Nuevo es también doctor en Derecho por la Universidad San Pablo CEU y ha realizado estancias de investigación en los Estados Unidos (Universidad de Nôtre Dâme y Regent University), Alemania (Universität zu Köln) e Italia (Universit à LUMSA).

PROBLEMAS POR EL 1-O Y EL 9-N

Josep Pagès, por su parte, fue miembro de la sindicatura electoral de la consulta del 9 de noviembre de 2014 y del referéndum del 1 de octubre y por ese motivo fue encausado, acusado de desobediencia, usurpación de funciones y malversación. No obstante, es licenciado en Derecho y en Ciencias Políticas y Sociología, además de profesor asociado de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). También tiene un máster en Derecho Constitucional.

Pagès es también funcionario de carrera del Ayuntamiento de Barcelona y da clases de Derecho Constitucional en la UAB. En las últimas elecciones generales, fue de número 7 en la candidatura de Junts per Catalunya (JxCat), en la lista que encabezaban Jordi Sánchez y Laura Borràs y que obtuvo sólo 3 escaños por la demarcación de Barcelona.

Gala Pin / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Gala Pin / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Miguel Pérez-Moneo, por su parte, es doctor en Derecho y profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Barcelona. Además de miembro de varios comités de investigación internacionales, ha recibido premios por su labor investigadora y ha publicado varios libros. Está especializado en participación política y ha hecho estancias de investigación en las universidades de Siena y de Bolonia (Italia), en la de Pau (Francia) y en la Benjamin N. Chool of Law (ÇEstados Unidos).

También forma parte de la Asociación de Constitucionalistas de España, del Instituto de Derecho Parlamentario, del Institut de Recerca Transjust de la UB, del Grup de Recerca Consolidat d’Estudis Constitucionals i Europeus de la UB, del Centro de Estudios de Partidos (de la UNED) y del Grupo de Innovación Docente Consolidat GiD-GAP, de la UB.

Lo dicho: Gala Pin okupa ahora una comisión en la que todos sus compañeros presentan unos sólidos curriculums académicos y en la que ella sólo puede aportar unos sólidos apoyos políticos.