ARCHIVADO EN:

El Área Metropolitana de Barcelona, en el punto de mira por un concurso sospechoso. La Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) ha dado a conocer este lunes un posible amaño en otra contratación del AMB. 

El organismo ha echado para atrás la segunda pata de los concursos de transporte interurbano en el Baix Llobregat (valorados en más de 600 millones de euros) al verlos "altamente restrictivos". El rechazo por parte de la ACCO surge poco tiempo después de que ya se advirtiera sobre otra licitación sospechosa, valorada en 300 millones, en la misma zona. 

UN CONTRATO DUDOSO

El fiscalizador del mercado ha dado a conocer que "ha requerido al AMB –que preside Ada Colau– para que declare la nulidad o derogue o deje sin efecto" el acuerdo del consejo metropolitano que acepta la licitación del bus interurbano que circula entre Castelldefels, Gavà, Viladecans, Barcelona y otros municipios.

Dicho contrato tiene un presupuesto de 320 millones y un valor de 602 millones. La Autoridad Catalana de la Competencia explica la diferencia alegando que no hay división de lotes ni justificación de ello, el nivel de solvencia frena el nombre de operadores y que la competencia de precios está limitada

LA ACCO PODRÍA LLEVAR LA CAUSA A LOS TRIBUNALES

Es por eso que el organismo se pone duro y no solo asegura que impugnará el procedimiento si el AMB no lo soluciona, sino que arremete contra el organismo asegurando que "graves riesgos para la concurrencia y la competencia en esta contratación pública".

Tras la reprimenda por parte de la ACCO, Colau tiene un mes para dejar sin efecto el concurso de 600 millones de euros. De no ser así el fiscalizador del mercado podría presentar el caso en los tribunales y abortar el proceso de contratación

EL AMB ENTRE CEJA Y CEJA

Este no es el primer concurso en el que se mete el organismo que vela por el correcto funcionamiento competitivo de los mercados. En enero de este año ya solicitó la nulidad de la licitación del bus en el área portuaria y la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), con un valor de 1,7 millones de euros. En el 2019 también se produjo un caso similar: el organismo puso en entredicho la licitación del autobús interurbano en el Baix Llobregat sur y posteriormente recurrió el procedimiento. El Aerobús también se quedó sin adjudicación ​por presuntas prácticas competitivas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.