ARCHIVADO EN:

La exregidora de Ciutadans en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías, será la nueva diputada del partido naranja en el Congreso de los Diputados tras la dimisión del número 2 por Barcelona, Toni Roldán, que deja el escaño y el partido que preside Albert Rivera por el giro a la derecha que ha dado Ciudadanos y los pactos que ha cerrado con el partido ultraderechista Vox.

Mejías, que los últimos cuatro años ha sido la jefe de filas de Ciutadans en el consistorio al frente de un grupo con cinco concejales, iba de número 5 en la lista al Congreso tras Inés Arrimadas, Roldán, Fernando de Páramo y José María Espejo-Saavedra. Sin embargo, la exconcejala se quedó a las puertas de entrar porque Ciudadanos -que en el Ayuntamiento toma el nombre en catalán- solo sacó cuatro diputados en la circunscripción barcelonesa.

FELICITACIÓN DE RIVERA

En conversación con Metrópoli Abierta, Mejías ha confirmado que ella será la nueva diputada naranja tras la dimisión de Roldán. El propio Rivera le ha dado la bienvenida este martes a través de las redes sociales.

Licenciada en Derecho, Mejías lideró en 2015 la lista del partido naranja al Ayuntamiento de Barcelona con mujeres en los tres primeros puestos. Junto a ella estaban Sonia Sierra y Marilén Barceló. En aquellos comicios que ganó Ada Colau, Mejías obtuvo cinco concejales -con 77.279 votos- y consiguió que por primera vez Ciutadans tuviera representación en el Consejo Plenario.

Antes de militar en Ciudadanos, Mejías formó parte del PP, un partido en el que se afilió en 1991. Con los populares, Mejías fue diputada en el Parlament y regidora en el Ayuntamiento con Alberto Fernández​ como presidente del grupo municipal.