ARCHIVADO EN:

Las ventas de las panaderías de Josep Bou han caído el 32%. Lo confirma el propio empresario y concejal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Josep Bou. Detrás del desplome de la facturación está el boicot por parte de colectivos independentistas, asegura el propio Bou en una entrevista con Metrópoli Abierta.  

"Llegamos a bajar el 36,5%. Nos hemos recuperado porque todos los que tenían que hacer boicot ya lo han hecho". Ahora estamos en el 32%. He pasado de beneficios a pérdidas. La afectación ha sido importante", subraya el regidor, que asegura que no se va a achantar. "Los trabajadores están conmigo y me apoyan. Estoy en el Ayuntamiento con permiso de mis empleados y de mi familia. Si no hubieran estado de acuerdo, no sería concejal".

80 TRABAJADORES 

Bou cuenta con 13 establecimientos entre Barcelona y otros municipios del área metropolitana y 80 trabajadores. El empresario asegura que, a pesar de las pérdidas, no se ha producido ni un despido. "Les invito a que hablen con la plantilla. Pregunten cómo se porta el señor Bou. No ha habido ni un ERE ni un despido. Hemos aumentado los salarios a pesar de tener pérdidas. Se ha podido hacer porque la empresa tenía reservas. A todo el mundo que empieza a trabajar con nosotros se les hace un contrato fijo. Solo hacemos contratos temporales a las personas que hacen sustituciones de vacaciones o que cubren bajas".

Una de las personas que ha incitado a hacer boicot a Bou es el economista y extesorero del Barça, Xavier Sala Martín. En el pleno de enero del Ayuntamiento, todos los grupos municipales menos el PP firmaron una declaración institucional que pedía la ilegalización de la Fundación Francisco Franco, que unas semanas antes había simulado abrir una delegación en Barcelona. El texto consensuado por los demás partidos acusaba a la citada entidad de incumplir la Ley de Memoria Histórica y la Declaración Universal de Derechos humanos y de vulnerar la Ley de Fundaciones. Sala Martín, un conocido independentista, aprovechó esta circunstancia para cargar contra Bou y reclamar que no se comprara en los hornos del empresario.

SIN EL RESPALDO NECESARIO

Este martes, Metrópoli Abierta ha publicado dos entregas de la entrevista con Bou. En una de ellas, el concejal explica que no se siente respaldado por el PP como él quisiera. Es público y notorio que el regidor no tiene muy buena sintonía con el partido en Cataluña y tiene una mala relación con el otro concejal, Óscar Ramírez. Bou también dice que su voluntad es estar los cuatro años en el consistorio, pero que hay circunstancias que no controla. En la otra entrega de la entrevista, Bou reconoce que ha sido multado varias veces por exceso de velocidad​ en las entradas de Barcelona.