Las cacas de los caballos de la Guardia Urbana son muy valiosas. El Ayuntamiento de Barcelona acaba de poner en licitación un contrato para la recogida, transporte y gestión de las heces de los animales que integran la unidad montada de la policía local barcelonesa. 

El contrato, de dos años de duración, salió a licitación el pasado 7 de noviembre por valor de 84.315,27 euros, IVA incluido [ver aquí]. O lo que es lo mismo, 42.157,63 euros, según los datos que figuran en el portal de transparencia de contratación pública del Ayuntamiento de Barcelona. El servicio ya se había adjudicado para este 2019 por un total de 40.870,96 euros. 

INSTALACIONES JUNTO AL ZOO

Actualmente, la unidad montada de la Guardia Urbana la forman 38 agentes y 30 animales. Las instalaciones de esta unidad de la policía municipal se encuentran en la calle de Wellington, 1, muy cerca del Zoo, donde la empresa adjudicataria del servicio deberá recoger las heces para trasladarlas a una planta de gestión.

Según figura en el pliegue técnico de la licitación, los caballos de la Guardia Urbana producen unas ocho toneladas de heces a la semana, más de 400 al año, que “son de alta calidad para el abono de los campos”. La contratación con el Ayuntamiento de Barcelona obligará a la empresa ganadora a recoger las defecaciones como mínimo dos veces por semana, principalmente los lunes y los jueves.

CONTENEDORES DE CUATRO TONELADAS

Para llevar a cabo el servicio, la compañía hará uso de contenedores (de, al menos, cuatro toneladas cada uno) y de una furgoneta adecuada. También deberá disponer de la autorización necesaria para la gestión de este tipo de residuos y dar cuenta, si el Ayuntamiento lo considera oportuno, de dónde se trasladan las heces y qué tratamiento se les aplica.

La unidad montada fue creada en 1856 por el alcalde de Barcelona Francesc Permanyer, es decir que tiene 163 años de historia. Además del cuidado y el entrenamiento de los animales, según la versión oficial, estos agentes patrullan por los barrios –lo que en muchas ocasiones obliga a utilizar remolques para el traslado de los caballos- y participan en desfiles y actos protocolarios de la ciudad y del Ayuntamiento.

También es habitual que los agentes de esta unidad impartan talleres en colegios y organicen jornadas de puertas abiertas de sus instalaciones, como las que tuvieron lugar los pasados días 26 y 27 de octubre, durante la celebración del Open House, un evento que abre más de 200 edificios de la ciudad gratuitamente durante 48 horas. En la pasada edición, los propios policías explicaron a los asistentes el funcionamiento de la citada unidad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.