El poder de seducción de Ada Colau está bajo mínimos. Los barceloneses desaprueban las recetas de la alcaldesa para regenerar Barcelona y el malestar aumenta en barrios muy populares. Ciutat Vella, Gràcia, Les Corts, Sants-Montjuïc y Nou Barris son los distritos más críticos con el actual gobierno municipal, según el segundo Barómetro de Centre d'Estudis Sociològics para Metrópoli Abierta.

El rechazo a Colau es especialmente significativo en Ciutat Vella y Gràcia. El 61,6% de sus habitantes considera que la evolución de la ciudad ha sido negativa desde 2015 (año que Barcelona en Comú ganó las elecciones municipales). En Les Corts, el descontento también alcanza el 60% de la población.

El pasado junio, el descontento en estos distritos con la gestión del actual gobierno municipal fue del 46,6% en Ciutat Vella, del 33,3% en Gràcia y del 36,6% en Les Corts.

NARCOPISOS Y BANDAS DE MENORES

Los vecinos de Ciutat Vella castigan a Colau por su incapacidad para frenar los actos delictivos y su tibia respuesta a la proliferación de narcopisos. “La gente ya no baja al Raval”, denunció Ernesto Camacho, un pintor del barrio, en una entrevista concedida a Metrópoli Abierta. En los últimos años se han multiplicado las desapariciones de negocios de toda la vida y se ha registrado un incremento de las bandas de menores. “El Raval está muy degradado”, sentencia Camacho.

Gràcia, otro distrito emblemático de Barcelona, también está en pie de guerra. Con Colau, pero también con su regidor, Eloi Badia. Sus habitantes reprochan a la alcaldesa su mala gestión para resolver los ruidos, la suciedad y el incivismo. El comercio es uno de los sectores más molestos con el gobierno municipal.

SUSPENSO EN LOS 10 DISTRITOS

En Les Corts, el 60% de los residentes asegura que Barcelona ha empeorado en los últimos tres años. Esta cifra desciende un poco en Sants-Montjuïc, donde el rechazo al consistorio actual alcanza el 58,3%. En Nou Barris, uno de los distritos con mayor tradición izquierdista, el 51,7% de sus habitantes desaprueba la gestión de la alcaldesa.

Los ciudadanos de Ciutat Vella, Gràcia y Les Corts puntúan a Colau con un 1,3 sobre 4. En Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi la nota sube ligeramente: un 1,4. La alcaldesa logra su mejor puntuación en Sant Andreu, con un 1,8. La primera edil suspende en los 10 distritos de la ciudad a seis meses para la celebración de las elecciones municipales.

grafico barrios
Ciutat Vella, Gràcia y Les Corts son los distritos más críticos con Colau

LA REINA DE LA GESTICULACIÓN

Colau se ha convertido en la reina de la gesticulación. Antepone la ideología a las necesidades reales del conjunto de los ciudadanos. Sus detractores critican que debe gobernar para el conjunto de los barceloneses, no para sus seguidores. Y este malestar creciente explica que el 65% de los habitantes de la Ciudad Condal están descontentos con la primera edil, según el estudio demoscópico del pasado octubre. En junio, el porcentaje era del 57%.

Las mayores críticas a Colau se deben a su incapacidad para frenar la inseguridad y la suciedad de las calles de Barcelona. Tampoco ha sabido resolver el problema de la vivienda. El turismo es percibido como el otro gran problema, aunque preocupa mucho menos ahora que en junio.

La alcaldesa de Barcelona tampoco ha sabido gestionar los nuevos conflictos de la ciudad como los narcopisos, el top manta, la convivencia del taxi con las VTC, las entradas y salidas de la capital catalana y la proliferación de patinetes.

LOS DELITOS SE DISPARAN

La falta de seguridad en muchos barrios de Barcelona se ha disparado desde 2015. Uno de cada tres habitantes afirma que ha sufrido algún hecho delictivo desde entonces. Mejor opinión, en cambio, merecen los servicios públicos. Los mejor valorados son los mercados, el metro y el agua. Las peores notas son para la Guàrdia Urbana y la limpieza.

La marca Barcelona vive malos tiempos y en los últimos meses ha subido el número de personas que se plantea un cambio de residencia. Entre éstos, aumenta el número de personas que sopesa la posibilidad de abandonar Catalunya y trasladarse a alguna localidad del resto de España.

Los resultados obtenidos en esta encuesta del Centre d'Estudis Sociològis sobre el grado de satisfacción y descontento de los barceloneses se han obtenido tras realizar 600 entrevistas a hombres y mujeres de 18 o más años empadronados en Barcelona, con derecho a voto en las elecciones municipales de 2019. El nivel de confianza para los resultados es del 95,5%. El trabajo de campo mediante entrevistas se realizó entre el 8 y el 17 de octubre de 2018.