ARCHIVADO EN:

Josep Bou, candidato independiente del Partido Popular al Ayuntamiento de Barcelona, ha mostrado su opinión sobre el puerto de la ciudad en una rueda de prensa en la infraestructura portuaria. En un discurso rotundo y enérgico ha reclamado que sea el consistorio el que proponga al Estado, titular de la infraestructura, la persona que debe ocupar la presidencia del puerto y no la Generalitat. "La Generalitat no nos quiere y nos margina en sus inversiones y en los servicios públicos".

Bou ha argumentado, en la rueda de prensa, que para dirigir el Port de Barcelona hacen falta unos conocimientos, y que sin ellos es imposible hacerlo bien: "De los cinco presidentes que hemos tenido desde 1996, solo uno ha tenido nociones o experiencia naval. Al puerto hay que venir aprendido, y yo quiero que Barcelona pueda pedir al Estado qué presidente quiere, porque el puerto tiene que ser dirigido por Barcelona".

BENEFICIO DE 53,7 MILLONES

El candidato a la alcaldía de Barcelona ha agregado que la decisión sobre la presidencia del puerto se deberá consensuar con los municipios del área metropolitana, una zona "que al nacionalismo nunca le ha interesado". "Los de Vic, Manlleu o Torelló, está muy bien que hagan lo que tienen que hacer. Pero somos nosotros quienes tenemos el puerto aquí y sabemos lo que tenemos que hacer con él", ha resuelto finalmente.

El pasado 4 de febrero, la presidenta del Port de Barcelona, Mercè Conesa, aseguraba que el puerto de la ciudad condal ha registrado un beneficio neto de 53,7 millones de euros en 2018, lo que supone un crecimiento de las ganancias de un 8% respecto al año pasado. Además aseguraba haber reducido su deuda en un 30% gracias a la cancelación anticipada de 66,3 millones de euros de dos préstamos con el Banco Europeo de Inversiones (BEI).