Guerra abierta de Josep Bou contra el PP de Cataluña. El presidente del grupo municipal ha despedido este martes a tres personas contratadas por la formación en el Ayuntamiento de Barcelona. Se trata de dos consejeros de distrito y de un asesor que había sido concejal. Metrópoli Abierta ya avanzó el sábado que el enfrentamiento que mantiene con el otro regidor, Óscar Ramírez, podía acabar en despidos. Los ceses se harán efectivos oficialmente el día 31, según fuentes del PP.

Los despedidos son los consejeros en los distritos de Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi, Xavi Cañigueral y Isaac Martín, respectivamente. La tercera persona que Bou cesa es Eduardo Bolaños, que es asesor de Urbanismo en el grupo municipal y además es el jefe de gabinete del presidente del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, han informado fuentes del PP a Metrópoli Abierta. El despido de Bolaños podría ser la ruptura definitiva de las relaciones entre Bou y Fernández. Bolaños fue concejal del PP en el Ayuntamiento entre 2011 y 2015 con Alberto Fernández como líder.

MENSAJE EN TWITTER

"El presidente del grupo municipal Josep Bou me acaba de comunicar mi cese como consejero de Les Corts. Han sido unos años apasionantes en los que me he dejado la piel por los vecinos y por el proyecto liberal-conservador y constitucionalista del PP", ha escrito Cañigueral en Twitter. Fuentes populares advirtieron la semana pasada que si Bou tocaba a cargos orgánicos del partido, como los consejeros de distrito, habría consecuencias. 

Tuit del consejero del PP Xavi Cañigueral cesado por Bou / TWITTER
Tuit del consejero del PP Xavi Cañigueral cesado por Bou / TWITTER 

Como ha explicado en reiteradas ocasiones este medio, las relaciones dentro del grupo municipal popular son muy malas. Bou y Ramírez casi no se hablan. El matrimonio del empresario con la dirección del Partido Popular en Cataluña tampoco atraviesa sus mejores momentos. Hace algo más de dos semanas Bou dijo: "Hay personas con nombres y apellidos que tendrían que salir inmediatamente del partido. O salen ellos o salgo yo". Lo lanzó en el programa Cafè d'Idees, que presenta Gemma Nierga en RTVE.

POTESTAD PARA DESPEDIR

Hace apenas unos días, en betevé, Bou aseguró que él no se iría y que serían otros los que se tendrían que marchar. El presidente de los populares en el Ayuntamiento puso el miércoles 24 de marzo como fecha límite para que se produjeran cambios. Bou, como presidente del grupo municipal, tiene la potestad de echar a quien quiera menos al otro concejal, porque es un cargo electo y personal.

Detrás de la mala relación de Bou y Ramírez hay algunas decisiones tomadas por el empresario durante estos dos años de mandato, entre ellas el despido, en 2020, de dos asesores –entre ellos el exjefe de prensa de Alberto Fernández Díazy el fichaje de otros cargos de confianza que no gustaron a la dirección del PP en Cataluña. 

Bou ha revelado recientemente que durante la campaña electoral de mayo de 2019 se sintió respaldado por el PP, pero que pocas semanas después de las elecciones notó que no le querían en el grupo municipal. "No es el partido, ni tampoco Madrid, sino el grupo municipal. Estuve a punto de irme, pero decidí quedarme". El empresario asegura que tiene buenas relaciones con Pablo Casado. "Me apoya y no quiere me vaya. Si me retirara la confianza, me iría".

EL GRUPO PENDE DE UN HILO

El pasado mes de enero, Metrópoli Abierta ya avanzó que el grupo municipal del PP en el consistorio barcelonés pendía de una hilo. Para la formación de un grupo municipal se requiere como mínimo dos concejales. La ruptura de la formación haría que Bou y Ramírez quedaran como ediles no adscritos y que el PP perdiera buena parte del presupuesto que el gobierno municipal asigna a los grupos y sin asesores (tiene seis) ni consejeros de distrito (tres).

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.