ARCHIVADO EN:

¿Qué le pasa a Josep Bou? ¿Anda despistado? ¿Tiene ganas de provocar al PP? En la filas populares catalanas, Bou ya cuenta con más enemigos que afines. “Amigos no ha tenido”, afirman fuentes del partido. Y la última decisión que ha tomado no ha ayudado a apaciguar las aguas.

A principios de marzo, Bou despidió al que fuera durante 16 años uno de los destacados miembros de comunicación del PP en el Ayuntamiento de Barcelona: Joan Castelló. Castelló fue jefe de prensa de Alberto Fernández Díaz durante tres mandatos, y llevó la comunicación de Bou hasta el pasado mes de marzo, cuando fue echado. En su lugar ha fichado a un periodista independentista, Eduard Batlles, que se ha caracterizado por criticar al PP en las redes sociales y por alinearse con la causa secesionista. Incluso fue a votar en el proceso participativo del 9-N de 2014.

Batlles votando el 9-N de 2014 / TWITTER EDUARD BATLLES
Batlles votando el 9-N de 2014

DESTITUCIÓN SIN EL PP

Castelló era funcionario eventual, como otro centenar de personas, en el consistorio barcelonés. Los costes que tienen para la ciudadanía son unos 5,4 millones. Es un cargo de confianza, es decir que puede ser destituido en cualquier momento. Lo curioso del caso es que Castelló fue despedido sin comunicarlo al PP. Fue una decisión unilateral de Bou. Lo puede hacer por ser el presidente del grupo municipal, subrayan fuentes municipales Él tiene la última palabra. Pero no es nada habitual. Ni siquiera lo sabía el otro concejal de los populares en Barcelona, Óscar Ramírez.

Bou (como independiente) y Ramírez son los dos únicos regidores que los populares obtuvieron en el Ayuntamiento en las elecciones del pasado 26 de mayo. Y buena parte del mérito fue de Castelló y de Joan López Alegre, dos de las personas que le llevaron la campaña. López Alegre también salió del entorno de confianza de Bou por discrepancias con el empresario.

El nombramiento de Eduard Batlles, firmado por Colau / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
El nombramiento de Eduard Batlles / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

UN SUELDO DE CASI 50.000

El nombramiento de Batlles, un periodista vallesano especializado en deportes, se produjo el 28 de marzo. La propuesta la hizo Bou y fue firmada por la alcaldesa Ada Colau. Y su nombre ya figura en la lista del personal eventual municipal. Batlles aparece como asesor 5 del grupo municipal del PP y cobra 49.540 euros. En realidad, ejerce de jefe de prensa. Curiosamente, el consistorio no ha colgado el currículum del nuevo cargo público. Pasa igual que con otros funcionarios eventuales, pero lo cierto es que el currículum de la persona contratada debe aparecer en la página de transparencia municipal.

El sueldo de Eduard Batlles / PÁGINA DE TRANSPARENCIA AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Bou se ha hecho con los servicios de Batlles sin consultar con el PP. Nadie del grupo municipal sabía de su fichaje, relatan fuentes internas. Y, al cierre de este artículo, el periodista ni siquiera había sido presentado al resto del equipo popular. Tampoco el periodista se ha puesto en contacto con algunos medios de comunicación que siguen la actualidad municipal, como Metrópoli Abierta, a pesar de que lleva un mes en el puesto, más allá de enviar algunas notas de prensa.

Tuits de Batlles sobre la proclamación de República catalana / TWITTER EDUDARD BATLLES
Tuits de Batlles sobre la proclamación de República catalana / TWITTER EDUARD BATLLES

Un paseo por el Twitter de Batlles no deja lugar a dudas sobre su perfil independentista. El 27 de octubre de 2017, tras la efímera declaración de independencia escribía: “La plaza de la Porxada de Granollers bastante llena después de la proclamación de la República”. Uno puede pensar que es la descripción de un periodista que cubría el acto. Pero no: “Ahora empieza todo, la República y la represión del Estado español”.

Tuit de Batlles sobre Albiol y Levy / TWITTER EDUARD BATLLES
Tuit de Batlles sobre Albiol y Levy / TWITTER EDUARD BATLLES

MOFA DE ALBIOL Y ANDREA LEVY

La cosa no acaba ahí. Batlles también se ha reído del PP y ha criticado a muchos dirigentes populares, entre ellos al expresidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.​ El 22 de diciembre de 2017, tras las elecciones al Parlament del 21-D que ganó Ciutadans, el ahora asesor popular publicaba una viñeta con un sidecar con la bandera del PP en el que iban unos muñecos con las caras de Xavier Garcia Albiol, Andrea Levy y Santi Rodríguez. “Ya sabemos cómo irán los diputados del PP en el Parlament”, decía el texto en tono burlón.

El 17 de octubre de 2017, Batlles respondía a un tuit del presidente del Gobierno en el que Rajoy pedía la libertad de los “presos políticos” de Venezuela. El periodista escribió: “Molt grande Mariano Rajoy. En Venezuela hay presos políticos y en España se cumple el estado de derecho. CAMPEÓN”. El periodista también acusó al diputado del PP Fernando López Maíllo de "mentir" cuando dijo que los 800 heridos durante el 1-N fue una gran mentira.

La respuesta de Batlles a Mariano Rajoy / TWITTER EDUARD BATLLES
La respuesta de Batlles a Mariano Rajoy / TWITTER EDUARD BATLLES

Tuit de Batlles sobre López Maíllo / TWITTER EDUARD BATLLES
Tuit de Batlles sobre López Maíllo / TWITTER EDUARD BATLLES

Las relaciones del Bou con el PP son muy tensas y el caso Castelló no ayudará a mejorarlas. Bou prácticamente no tiene relaciones con el otro concejal del grupo, Óscar Ramírez. En una entrevista con este medio, el pasado febrero, en la que se preguntó a Bou por las relaciones entre ambos, Bou respondió: "Vamos a ver. Ramírez forma parte del partido y es presidente provincial; y yo no soy ni afiliado. Ya está". En la misma entrevista dijo que no se sentía respaldado por el PP como quisiera

POSIBLE RUPTURA

En distintas ocasiones se ha planteado la posibilidad de que se rompieran las relaciones entre el PP y Bou. Sin embargo, la ruptura no interesa a ninguno de los dos desde el punto de vista económico. Con dos concejales (el mínimo exigible), el PP es un grupo municipal en el Ayuntamiento y puede disponer de una mayor partida presupuestaria que si cada concejal va en solitario. Si Bou y el PP se separan, tanto él como Ramírez quedarán como concejales no adscritos y no podrían disponer de los seis asesores que tienen ahora como grupo municipal.  

El distanciamiento del PP con Bou ha ido más allá del entorno municipal. Entre los populares no sentaron nada bien las críticas que Bou lanzó contra Cayetana Álvarez de Toledo las pasadas elecciones generales, de la que dijo que no era la candidata ideal para encabezar la lista por Cataluña. En la entrevista de febrero con este medio se disculpó, pero insistió que hubiera sido mejor poner a "gente de casa", subrayó Bou, a quien la Guardia Urbana ha multado en distintas ocasiones en los accesos a Barcelona "por exceso de velocidad".

Bou llegó al PP de la mano de Pablo Casado. Sin embargo, el empresario-panadero no dudó, hace unos meses, en desautorizar también al presidente de los populares. Bou consideró "exageradas" la declaraciones de Casado cuando dijo, sin demasiado acierto, que quería ir por la calle en Barcelona "sin ser apuñalado".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.