El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Josep Bou, pedirá al Gobierno municipal en la comisión telemática de este miércoles que "renuncie" a la creación del recargo municipal de la tasa turística.

En un comunicado este martes, Bou ha anunciado que propondrá un "plan drástico de contingencia económica" para frenar el impacto de la crisis provocada por el coronavirus, con el objetivo de beneficiar al tejido productivo de la ciudad.

TASA DE TERRAZAS

También propondrá que se exima de la tasa de terrazas durante seis meses y revertir la subida aprobada en enero de 2019; bonificar "al máximo" el IBI, el IAE y la tasa de recogida de residuos durante seis meses, y pedir a la Generalitat reducir la tasa turística, entre otros.

El concejal de Ciutadans, Paco Sierra, ha defendido por su parte la petición al gobierno municipal​ de eximir a personas vulnerables y a sectores económicos afectados por la crisis del coronavirus del pago de tasas y tributos municipales durante 2020. 

Sierra ha explicado que esta propuesta pretende "ayudar de forma directa a colectivos que están sufriendo de manera especial las graves consecuencias de la crisis del Covid-19".

OFICINA DE APOYO

El concejal de la formación naranja ha informado que su grupo municipal solicitará la creación de una oficina específica de apoyo y asesoramiento a afectados por el Covid-19 para "atender a todas aquellas personas que debido a esta situación están en riesgo de pobreza y/o exclusión social".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.