El presidente del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Josep Bou, ha afirmado que se sintió poco apoyado por el PP catalán cuando en marzo cesó a dos consejeros de distrito y al jefe de gabinete del líder del partido en Cataluña, Alejandro Fernández.

"Eché de menos que se me diera apoyo desde Urgell [la sede del PP catalán]", ha asegurado en una entrevista en Tot Barcelona recogida por Europa Press, en la que ha dicho que, en ocasiones, incluso deseaba que el líder del PP, Pablo Casado, le pidiera marcharse.

"HASTA CINCO CONCEJALES EN 2023"

Sin embargo, Bou, a quien presidentes y secretarios generales del PP en siete distritos de Barcelona pidieron dimitir después de los ceses, ha remarcado que no prevé más cambios en el grupo municipal: "La remodelación ya se ha acabado".

Ha expresado dudas sobre si el grupo municipal del PP entraría en el Ayuntamiento si Barcelona celebrara ahora unas elecciones municipales, pero ha defendido que trabaja para poder sacar "tres, cuatro o cinco concejales en 2023".

Al ser preguntado por las marchas de Cs al PP, Bou ha asegurado que los populares deben liderar el espectro del centro-derecha y del constitucionalismo, ha dicho, en el Parlament y el Ayuntamiento: "Las bases de Cs y Vox han salido del PP y deben volver".

PARLAMENT Y AYUNTAMIENTO

En ese sentido, se ha mostrado en contra de la estrategia conjunta del PSC, ERC, Junts, comuns y CUP para aislar a los de Ignacio Garriga en la Cámara catalana, y ha considerado que ha habido votantes del PP "que se han pasado a Vox porque el PP no lo ha hecho bien".

A nivel municipal, Bou ha advertido falta de seguridad ciudadana, de ofertas laborales y de vivienda social, y ha emplazado al consistorio barcelonés a "poner los medios necesarios para que nadie pase de la pobreza a la miseria".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.