ARCHIVADO EN:

El ofrecimiento que Albert Rivera ha hecho al exprimer ministro francés, Manuel Valls, para que encabece lista de Ciutadans al Ayuntamiento de Barcelona ha cogido a la mayoría de políticos totalmente por sorpresa. Sin embargo, las reacciones no han tardado en llegar.

El alcaldable de ERC al Ayuntamiento de Barcelona y actual concejal, Alfred Bosch, ha dicho: "Todo el mundo tiene el derecho de hacer sus propuestas, pero en las elecciones nos jugamos hacer una ciudad mejor, no una carrera política mejor. Parece que Barcelona sea una pista de paracaidismo". Seguramente, Bosch no sólo se refiere a Valls sino que sus críticas van también dirigidas a otras personas que se han postulado para relevar a Colau y entre las que figuran el filósofo Jordi Graupera y la exconsellera Neus Munté.

La principal víctima de la posible candidatura de Valls es Carina Mejías, actual líder de Ciutadans en el consitorio. Mejías logró hace tres años los mejores resulados del partido naranja en el Ayuntamiento, donde tiene cinco concejales. Pero ni así, parece, que se haya ganado la confianza de Rivera. En un escueto tweet, Mejías se ha limitado a decir: "A todos los que me preguntáis: Albert Rivera confirma que ha ofrecido a Manuel Valls encabezar la lista de Ciudadanos para el Ayuntamiento de Barcelona".

El exalcalde Xavier Trias opina que el hecho de que "tanta gente quiera presentarse a las elecciones de Barcelona, incluso personas que no viven en la ciudad, pone de manifiesto lo mal que lo está haciendo la alcaldesa Ada Colau". Menos explícito se ha mostrado el líder del PP en el Ayuntamiento, Alberto Fernández: "Que yo sepa Valls es diputado en la Asamblea Francesa en París y exprimer ministro de Francia. Si mañana fuera candidato a la alcaldía, ya lo valoraremos", ha comentado Fernández, que todavía no ha decidido si se presentará a las elecciones.

En cambio, el presidente del PP en Catalunya, Xavier García Albiol, no ha dudado en atacar a Valls: "Si piensa que un ayuntamiento es para seguir con el debate identitario se equivoca. Un ayuntamiento es para gestionar los problemas reales de los vecinos", ha soltado en twitter García Albiol, que fue alcalde de Badalona entre 2011 y 2015.

Desde las filas socialistas, el alcaldable socialista Jaume Collboni no ha querido valorar la posible candidatura de Valls, y su equipo ha remitido a Metrópoli Abierta al acto del sábado en el que será presentado como candidato. Quien sí ha hablado ha sido el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. "Discrepo con él en lo político, pero nunca voy a negar que cuando fue primer ministro francés encontró en mí un interlocutor fiable y compartimos muchas reflexiones sobre el futuro de la Unión Europea". Y añadido que Valls hace mucho tiempo que dejó de pertenecer al partido socialista francés. "Los tiempos cambian", ha subrayado Sánchez para explicar el acercamiento de Valls a Ciudadanos.  

El economista y exdirectivo del Barça, Xavier Sala i Martín, ha utilizado la ironía para valorar la noticia. A través de twitter, Sala i Martín, ferviente defensor de la causa independentista, ha escrito: "Ciudadanos es un partido liberal que se preocupa por los problemas de la gente. Por eso proponen para alcalde de Barcelona a un socialista antiliberal que nunca ha vivido en Barcelona. Y luego dice Inés Arrimadas que son los otros que viven en Matrix".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.