El Ayuntamiento de Barcelona ha empezado a sustituir los primeros bloques de hormigón por las nuevas plataformas para terrazas, después de meses de polémicas y una moción aprobada por todos los partidos en el pleno –incluidos BComú y PSC– para retirar las controvertidas barreras de la vía pública, que desaparecerán definitivamente en 2022.

Los prototipos que se han comenzado a instalar son de cuatro tipos distintos, diseñados por las empresas Urbadis Microarquitectura, Escofet, Fablab Alberch y Lekustudio Durbanis, y se ubicarán en 11 puntos de la ciudad. Estarán en las calles Casanova 9, Poeta Cabanyes 8, Tamarit 111, Casp 61, Simancas 96, Dos de Maig 217, Doctor Nou 19, Bailèn 182, Rosselló 51, Portal Nou 23 y Muntaner 70.

Imágenes de las nuevas terrazas que sustituirán a los bloques de hormigón / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Imágenes de las nuevas terrazas que sustituirán a los bloques de hormigón / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

 

Imágenes de las nuevas terrazas que sustituirán a los bloques de hormigón / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Imágenes de las nuevas terrazas que sustituirán a los bloques de hormigón / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

A partir de junio del próximo año, los negocios que quieran mantener las terrazas en la calzada deberán disponer de estos elementos. La sustitución se hará progresivamente y habrá un periodo de transición, por lo que en algunos lugares todavía se podrán ver bloques de hormigón en la calle hasta su final definitivo en junio de 2022.

Con estos nuevos elementos, el consistorio quiere consolidar las 1.588 terrazas implantadas en la calzada desde mayo de 2020. Los encargados de costearlo serán los mismos propietarios de los establecimientos. Para ayudarlos, el Ayuntamiento anuncia también una línea de subvenciones por dos millones de euros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.