Nada mejor que compartir unas cervezas para conocer las preocupaciones de las personas. En la calle Bonavista, el candidato a la alcaldía de Barcelona Manuel Valls se reúne con los más jóvenes de su partido por primera vez. A algunos asistentes ya los conoce pero, para la gran mayoría, es su oportunidad para charlar con el político que aspira a desbancar a Ada Colau del Ayuntamiento.

Tras una primera toma de contacto, los “Jóvenes con Valls” se sientan alrededor de una mesa con una cerveza en la mano y empieza el diálogo. Uno por uno van diciendo su nombre, a qué se dedican --la gran mayoría ya trabajan-- y su edad.

Al los pocos minutos, Manuel Valls hace la primera pregunta: ¿como jóvenes, qué es lo que más os preocupa de Barcelona? Se abre el debate. El mayor, un chico de 25 años que trabaja en la radio, asegura: “Ya no puedo salir de fiesta tranquilo por el centro de Barcelona”. Valls le da la razón. Varios asistentes explican algunas malas experiencias con la seguridad y, otra vez, el candidato asiente de forma contundente.

EL PRECIO DEL ALQUILER

Seguridad al margen, otro de los temas a debatir es el precio del alquiler. Todos ellos critican los abusivos precios por parte de inmobiliarias y propietarios a la hora de tasar la vivienda. Manuel Valls les explica la propuesta de su candidatura en esta materia y todos ellos la encuentran razonable. Pocas diferencias en esta cuestión.

Jóvenes que dan apoyo a Manuel Valls en un bar de Barcelona

El tercer punto que se pone encima de la mesa es el precio del transporte público. Un estudiante de la parte alta de Barcelona le exige que sea gratuito y el exministro recuerda que él lo propuso en su equipo. Después de varias reuniones llegaron a la conclusión de que era “prácticamente imposible”, pero que tomarían medidas al respeto.

QUEDAN MENOS DE TRES SEMANAS

Los jóvenes que apoyan la candidatura de Manuel Valls se han ido concentrando cada dos semanas para colaborar en su campaña electoral. Una veintena de chicos y chicas, de entre 18 y 29 años, conversan en la sede del candidato, ubicada entre las calles Diagonal y Paseo de Gràcia de Barcelona.

“Ahora con las municipales nos veremos más”, asegura uno de ellos. A menos de tres semanas para la campaña se nota la presión en la sala. Hay nervios, pero también ilusión y optimismo para que el exprimer ministro francés gobierne en la ciudad.

NUEVAS PROPUESTAS

En una lista con siete puntos, los chicos destacan cuales hay que reforzar o potenciar de cara al 26 de mayo. En este sentido, también critican las múltiples gestiones que ha realizado la actual alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, y cómo esto se ha visto repercutido en Barcelona. Además, el grupo tiene la intención de recoger 100 firmas de personas con un perfil similar al suyo para que también den apoyo al candidato.

En esta línea Fernando, uno de los “cabeza” del grupo, hace de puente entre los jóvenes y la administración de Valls para mostrar las ideas y propuestas que tienen para el candidato de Ciudadanos. De esta manera, ellos adaptan las propuestas al programa electoral y reflexionan sobre las posibilidades de poderlas ejecutar durante el mandato.