El programa semanal en el que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, respondía a las inquietudes y demandas de los más pequeños acerca de la crisis del coronavirus en Betevé ha tenido un paso fugaz por la cadena pública municipal. El formato, que fue sugerido a la cadena por el entorno de la primera edil y consensuado entre ambas partes, se habrá emitido una sola vez, la del pasado sábado 11 de abril.

En una conversación con Metrópoli Abierta, el director de Betevé, Sergi Vicente, ha afirmado al respecto que, en un primer momento, les pareció (a él y al resto del Consejo de Administración) "una buena idea" pero que, tras su primera y única edición, ya vieron que con una era suficiente.

"No sabíamos cuántas haríamos. La idea era primero probar de hacer un programa y luego ya veríamos cómo lo hacíamos". Posteriormente, Vicente admite que luego han visto que "con uno, ya basta, porque los niños siempre acaban preguntando lo mismo, que es cuándo podrán salir a la calle a jugar".

VICENTE ASUME SU RESPONSABILIDAD

Preguntado por las críticas a distintos niveles sobre este formato, el director de la cadena pública municipal mantiene que la responsabilidad de que se haya llevado a cabo el programa es plenamente suya, así como de todos los programas que se emiten tanto en la televisión, la radio o en formato digital. Aunque, eso sí, admite que se hizo a propuesta del Ayuntamiento.

"Tengo la conciencia muy tranquila. No somos inmunes a las críticas pero estamos muy contentos por haberlo hecho", dice Vicente. Pero, anteriormente, recalca que si tomó la decisión de llevar adelante este programa fue porque seguía las recomendaciones del Síndic de Greuges, Rafael Ribó, que dijo que había que escuchar más a la infancia y sus problemas e inquietudes en esta situación de pandemia global.

MUCHAS CRÍTICAS

El anuncio de que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, haría un programa semanal para responder a preguntas de los niños y recoger sus impresiones sobre el confinamiento durante la pandemia del coronavirus generó un alud de descalificaciones en las redes sociales. Desde comparaciones con los desaparecidos Hugo Chávez y Jesús Gil hasta insultos o ironías hacia su persona, la decisión de Colau no había dejado indiferente a nadie.

Incluso el PP ha presentado esta semana una queja ante el Consell Audiovisual de Catalunya (CAC) por el programa. El concejal popular Óscar Ramírez sostiene que el espacio "incumple el pluralismo político de una televisión pública y solo sirve como autobombo político para la alcaldesa".     

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.