La inseguridad se ha convertido en la gran lacra de Barcelona. Uno de cada tres barceloneses afirman que han sufrido algún delito en los últimos tres años. Los jóvenes de 18 a 24 años son quienes más padecen el desorden de las calles, según el segundo Barómetro de Barcelona elaborado por Centre d'Estudis Sociològics para Metrópoli Abierta.

La percepción de inseguridad y la negativa valoración de los ciudadanos del orden en la capital catalana se hace patente cuando se muestra sociológicamente el alcance de la victimización ciudadana.

El 33,1% de los ciudadanos consultados aseguran que han sufrido algún hecho delictivo (agresión, robo, allanamiento del hogar, tirón, estafa, etcétera) desde 2015, cuando Ada Colau ganó las elecciones municipales.

LOS JÓVENES SON LOS MÁS VULNERABLES

Los jóvenes de 18 a 24 años son quienes más padecen la inseguridad. El 47,3% aseguran que han sufrido algún delito, cifra que apenas desciende entre las personas de 25 a 34 años (46,7%). La afectación entre las personas de estatus medio/alto-alto (35,8%) y las personas de estatus medio/bajo-bajo (35,7%) es prácticamente idéntica. Por distritos, los habitantes del Eixample (48,3%) son quienes han sufrido más ataques.

Un sector muy vulnerable es el de los usuarios del bicing (el 62,2% han sufrido algún delito). El porcentaje cae notablemente entre los usuarios de los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (44,7%) y del metro (37,8%).

La inseguridad tiene un impacto directo entre los habitantes que se plantean un cambio de residencia. El 44,2% de quienes quieren trasladarse a otro barrio dicen que han sufrido algún ataque. Esta cifra aumenta hasta el 46,6% entre quienes dicen que quiere irse fuera de Barcelona.

delictes02
Tabla con los princiales delitos que se cometen en Barcelona

EL ESCENARIO DE LOS ROBOS

La mayoría de los robos que han sufrido los barceloneses se han producido en el metro, el autobús o la calle (24,8%). En segundo lugar denuncian los robos sufridos en sus domicilios o en las entradas de las viviendas (19,8%).

El 16,2% de los barceloneses dicen que han sufrido el robo de su teléfono móvil y el 10,5% denuncian que les han robado la cartera, el bolso o el monedero. Las agresiones descienden hasta el 4,1%, mientras que el 3,5% lamentan que han robado en su vehículo y el 2,4% se quedan de un robo en su lugar de trabajo.

Estas cifras se disparan cuando se pregunta a los barceloneses si conocen a alguna persona de su entorno de familiares y amigos que también han sido víctimas de algún acto delictivo. En esta caso, la respuesta afirmativa asciende hasta el 61,8%. La franja más afectada es la comprendida entre los 25 y los 34 años (77,2%) y entre los usuarios del bicing (86,2%).

EL DESCONTENTO PENALIZA A COLAU

El aumento de los delitos en Barcelona explica, parcialmente, el malestar creciente de sus habitantes  respecto a la gestión del actual gobierno municipal. Como informamos en la primera entrega del segundo Barómetro de Centre d'Estudis Sociològics para Metrópoli Abierta, el 65% de los barceloneses afirman que están descontentos con Colau. Cuatro meses antes, la cifra era del 57%.

El 48,5% de los barceloneses, por otra parte, aseguran que la falta de seguridad es el aspecto que más ha empeorado Barcelona desde junio de este año. Entonces, la inseguridad fue citada por el 18,2%. Barcelona también es percibida como una ciudad mucho más sucia. La falta de limpieza fue denunciada por el 32,9% de los ciudadanos a finales de primavera. En octubre, la cifra subió hasta el 46,6%.

Pintada en la calle Reina Amalia en contra de las drogas y los narcopisos / Hugo Fernández
Pintada en la calle Reina Amalia contra las drogas y los narcopisos

Colau también suspende en los grandes conflictos de la ciudad. Los barceloneses desaprueban la gestión de la alcaldesa en temas muy sensibles como los narcopisos y el top manta. Tampoco es satisfactoria la respuesta del gobierno municipal respecto al conflicto del taxi, las entradas y salidas de Barcelona, y la proliferación de patinetes.

EL TURISMO NO ES EL GRAN PROBLEMA

En la penúltima entrega constatamos que el turismo solo es percibido como un aspecto negativo por el 19,8% de los barceloneses, mucho más preocupados por la inseguridad y la incapacidad del gobierno municipal para resolver el problema de la vivienda.

Los resultados obtenidos en esta encuesta del Centre d'Estudis Sociològis sobre el grado de satisfacción y descontento de los barceloneses se han obtenido tras realizar 600 entrevistas a hombres y mujeres de 18 o más años empadronados en Barcelona, con derecho a voto en las elecciones municipales de 2019. El nivel de confianza para los resultados es del 95,5%. El trabajo de campo mediante entrevistas se realizó entre el 8 y el 17 de octubre de 2018.