El grupo municipal de Barcelona pel Canvi planteará en el pleno de este viernes el aplazamiento del Impuesto de Bienes inmuebles (IBI) para los locales comerciales en 2021. La formación política de Manuel Valls y Eva Parera propondrá trasladar el pago a "posteriores ejercicios económicos, en un calendario pactado con el sector". 

La propuesta de Barcelona pel Canvi se formulará como un ruego, es decir que no será votada por los partidos. De hecho, el grupo ya presentó una iniciativa similar hace un mes en la comisión de Economía, pero no fue aprobada. En ese caso, Parera planteó la eliminación del IBI comercial en 2021.

MEDIDA NECESARIA

"Insistimos porque es una medida necesaria", dice la regidora. La proposición está pensada especialmente para aquellos establecimientos vinculados al turismo y a la hostelería que se están viendo muy afectados por la crisis económica derivada de la pandemia.

"Está pensado sobre todo para establecimientos que viven del turismo, como bares, restaurantes y hoteles. También tiendas de ejes o zonas turísticas", subraya Parera. Medidas similares se han tomado en el Reino Unido para reducir el impacto de la crisis. 

CAÍDA DE LA FACTURACIÓN Y AUMENTO DEL PARO

En el texto del ruego, Barcelona pel Canvi recuerda las restricciones que han soportado los negocios de restauración y hostelería y los comercios en general, así como el impacto que la pandemia ha tenido en la facturación y el aumento del paro.

Parera dice que el IBI​ es la "relación tributaria de mayor impacto económico que el comercio, la hostelería y la restauración mantienen con el consistorio".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.