El teniente de alcaldía de Seguridad y Prevención del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, considera que la verbena ha sido "modélica", con un comportamiento ejemplar por parte de la ciudadanía. Según el concejal, este año se ha producido un descenso de un 40% de los incidentes. Las llamadas al teléfono de emergencias hechas desde la capital catalana han sido 1.123.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha hecho balance a primera hora de este miércoles sobre las atenciones prestadas en el conjunto de Cataluña, con un total de 208 de las que 120 son intoxicaciones; 58, agresiones; 19, accidentes de tráfico, y 11, quemaduras.

SIN INCIDENTES DESTACABLES

Según el balance del SEM, en Barcelona se han producido 21 intoxicaciones, ocho agresiones y una atención por accidente de tráfico. Si una cifra llama la atención es que toda la ciudad, el SEM solo ha atendido una quemadura.

Batlle ha valorado que la verbena se ha superado "sin incidentes destacables", más allá de algunos "pequeños incendios o alguna pelea en la vía pública" que no ha llegado a ser grave. A Batlle, a diferencia del SEM, no le constaban accidentes de tráfico. La Guardia Urbana ha levantado 29 actas por alcholemia, tres de penales y 26 de administrativas.

115 EQUIPOS DE LIMPIEZA

Por primera vez en años, y con el objetivo de evitar contagios por el coronavirus, el Ayuntamiento ha cerrado las playas de la ciudad durante la verbena. Batlle lo ha considerado "un acierto". 

En el operativo de verbena han participado en la capital catalana 503 agentes de la Guardia Urbana y 180 de los Mossos d'Esquadra, 129 bomberos municipales han prestado servicio y han actuado 115 equipos de limpieza.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.