El teniente de alcalde se Seguridad en Barcelona, Albert Batlle, ha planteado este lunes el “retorno asistido” de los menores extranjeros no acompañados que viven en las calles de Barcelona.

En declaraciones a la cadena SER Catalunya, el número tres de Jaume Collboni ha señalado que la legislación “habla siempre del interés superior del menor”. “¿Y cuál es el interés superior? Tener un entorno social, familiar y comunitario, por conflictivo que pueda ser este entorno. Un niño siempre estará mejor con su familia, por problemática que pueda ser, que viviendo en los Jardins de Sant Pau o el Pou de la Figuera”, ha puntualizado.

REGRESO ACOMPAÑADO

Batlle, además, ha asegurado que el término “expulsión” no forma parte de su vocabulario y ha insistido en “retornos asistidos”, porque “una cosa es enviarlos y otra es que este regreso sea acompañado”.

En este sentido, Batlle aseguró el pasado domingo que en Barcelona no hace falta una nueva ordenanza de civismo, pero sí que “hay que poner más mano dura en el aspecto de la delincuencia”. El teniente de alcalde aseguró que hay que ordenar la convivencia ciudadana​ en la capital catalana y que esto implicará a delincuentes y a ciudadanos. De esta manera, apuntó que se realizarán campañas de fomento del civismo y de uso correcto del espacio público.

El teniente de alcalde señaló que “ha de haber más acción de persecución del delito y mejorar los elementos de coordinación”. En esta línea, Batlle ha pedido a los jueces que tomen conciencia de la problemática que tenemos y asegura que el combate del delito necesita medidas sociales y de acompañamiento.