El concejal de Seguridad y Prevención, Albert Batlle, ha cargado contra “el exceso de dogmatismo” de los comunes tras asegurar, con un tono firme aunque de forma elegante, que un gobierno de coalición debe buscar “sumas que sumen y no sumas que resten”, en una clara referencia a las diferencias que existen en algunas decisiones del día a día dentro del Ejecutivo local formado por BComú y el PSC.

Así lo ha asegurado el histórico político de Sant Gervasi este viernes en una conferencia organizada por la agencia Intermèdia Comunicació sobre seguridad ciudadana en tiempos de pandemia

SERVICIOS PÚBLICOS "EFICACES"

Centrándose en el tema de la charla, Batlle ha defendido que los servicios públicos de Barcelona, vinculados a la sanidad y a los servicios sociales, pero también otros como los cuerpos de seguridad, los bomberos o el personal de limpieza, han sido “muy eficaces” en los meses más duros de esta pandemia.

Además, también se ha congratulado públicamente por la instalación de cuatro pabellones auxiliares cerca de los centros sanitarios durante los momentos con más contagios de Covid-19 en los últimos meses en la Ciudad Condal.

CONTRA LA MULTIREINCIDENCIA

Para Batlle, las políticas de seguridad son, sobre todo, una cuestión social. “Hay que hacer intervenciones integrales en las zonas con más problemas de inseguridad de la ciudad para atacar las causas que llevan a ella”, ha añadido.

Batlle, muy molesto con los delincuentes multireincidentes / INTERMÈDIA COMUNICACIÓ
Batlle, muy molesto con los delincuentes multireincidentes / INTERMÈDIA

Que no haya reincidencia en los delitos de hurtos es “una barbaridad”, ha afirmado el concejal. Y ha adelantado que ha pedido a los responsables del Ministerio de Justicia que cambien las leyes para que estos delitos menores no queden impunes, cuando, en algunos casos, se dan de manera consecutiva por las mismas personas.

LAS RESIDENCIAS, "UN DRAMA TREMENDO"

Batlle ha mostrado un tono pacificador con su relación con la Generalitat durante el Covid-19. En este sentido, ha asegurado que en estos meses “ha podido haber tensión y críticas entre instituciones pero lo importante es que ha habido entendimiento y respeto”.

Eso sí, ha sido muy claro con la situación de las residencias en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), que ha tildado de “drama tremendo”, algo que desde el gobierno municipal, -ha indicado-, han intentado ayudar a solucionar “con empatía”.  “Ahora tendremos que hacer capaces de hacer frente desde el Ayuntamiento a las consecuencias sociales y económicas de la pandemia”, ha apostillado un preocupado Albert Batlle.

Por otro lado, el veterano político también ha defendido el cierre de playas de Barcelona en la noche de Sant Joan, una decisión que ha calificado de “modélica”.

POLÍTICA CATALANA

Para el concejal de Seguridad, Cataluña se encuentra sin gobierno porque hay una pelea entre los miembros de la coalición que lo integra. En este sentido, él es partidario de aparcar los elementos de división y recuperar la gran tradición del catalanismo político no independentista de corte socialdemócrata, liberal y humanista. En definitiva, Batlle propone unir estas a tres grandes familias del catalanismo histórico de la última parte del siglo XX “para hacer salir a Cataluña de la crisis política que vive desde hace ya unos cuantos años”.

Por todos estos motivos, Albert Batlle ha reiterado su intención de postularse como un posible presidenciable a la Generalitat de Cataluña en las próximas elecciones autonómicas en una candidatura catalanista, de centro, moderada y no independentista.

Carles Puigdemont es un perfil de político antagonista al que representa Batlle / EFE
Carles Puigdemont es un perfil de político antagonista al que representa Batlle / EFE

Preguntado por si quiere unirse a un PDeCAT sin el expresidente Carles Puigdemont, el líder de Units per Avançar en el Ayuntamiento ha sido muy claro: “líneas rojas, las justas.”   

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.