El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado congelar todos los impuestos municipales y mantener la rebaja del 75% en la tasa de terrazas desde el 1 de enero de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2021. Esta decisión supondrá una disminución de entre 60 y 70 millones en la previsión de ingresos del consistorio para el próximo ejercicio.

Lo han dicho este lunes en una rueda de prensa la concejal de Hacienda, Montserrat Ballarín (PSC), y el edil de Presupuesto, Jordi Martí (BComú). Ambos regidores han explicado que la propuesta de ordenanzas fiscales se llevará a la comisión de Gobierno de este jueves y finalizará con el voto en el pleno municipal de diciembre, siempre y cuando reúnan los apoyos necesarios para aprobarlas.

La propuesta de ordenanzas fiscales incorpora una disposición adicional para rebajar la tasa de terrazas en un 75% exclusivamente durante el año 2021, una medida que está vigente desde el pasado mayo. El guiño a los restauradores supondrá una pérdida de 13,7 millones de euros para el consistorio el año que viene. 

CAÍDA DE INGRESOS

En total, la pandemia ha provocado que el consistorio deje de recaudar este 2020 unos 180 millones de euros con relación a lo previsto inicialmente. 

La rebaja a la hostelería es la única reducción de impuestos prevista. Preguntada por la cuestión, Ballarín ha dicho que el Ayuntamiento necesita ingresos para dar respuesta a la crisis provocada por la pandemia del Covid-19. Por su parte, Martí ha afirmado que habrá ayudas para los sectores más afectados por la crisis aunque no se les rebajen los tributos: "Nos parece que no debemos perder capacidad de intervenir. Habrá ayudas y, si la actividad no se puede hacer, no se les cobrará durante esos días".

TASA A LOS PATINETES COMPARTIDOS

Una de las novedades de esta propuesta de Ordenanzas Fiscales es la incorporación de una tasa de ocupación de la vía pública para patinetes de uso compartido en régimen de explotación económica, similar a las ya existentes de bicis y motos compartidas

Sin embargo, no se ha incorporado a las ordenanzas la conocida como tasa Amazon, presentada por el Ayuntamiento de Barcelona el pasado septiembre. Tampoco se contempla todavía la subida de la tasa turística

OTRAS MEDIDAS

De cara a 2021, el consistorio quiere introducir "cambios técnicos" con relación al Impuesto de Actividades Económicas (IAE), al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y al de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), con "el objetivo de clarificar los trámites a la hora de pedir bonificaciones para la instalación de paneles de energía solar y aprovechamientos térmicos".

También se propone eliminar la tasa para el envío de documentos digitalizados, actualizar las tarifas para las ocupaciones de vía pública como es el caso de las mudanzas, o en la regulación del aparcamiento de los autobuses turísticos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.