El Ayuntamiento de Barcelona ha informado este martes del pacto con el Banco Central Europeo (BEI) por el que la entidad proporcionará 36,2 millones de euros al Institut Municipal de l'Habitatge i Rehabilitació (IMHAB), con la finalidad de construir 11 promociones y 489 viviendas sociales.

Entre las 11 promociones del paquete de financiación del BEI están las dos promociones de 135 viviendas en las Casernes de Sant Andreu o los 40 alojamientos en contenedores en La Bordeta. Además, el consistorio asegura que el proyecto, que prevé una posible ampliación de la financiación hasta los 65 millones de euros, contribuirá a crear más de 570 puestos de trabajo anuales durante la fase de construcción.

Este es el segundo acuerdo de estas características firmado con el BEI, después de otro en 2017 por el que se construyeron 1.570 viviendas con una financiación de 125 millones. Con el nuevo pacto, la cifra total asciende a más de 200 millones y las viviendas resultantes son más de 2.000, lo que supone un "hogar asequible", defiende el Ayuntamiento, para más de 4.500 personas.

"UNA MEJORA DE LA CALIDAD DE VIDA DE LOS RESIDENTES"

Para Lucía Martín, concejal de Habitatge i Rehabilitació y presidenta del IMHAB, "la financiación con banca pública es imprescindible para revertir décadas de construcción de vivienda pública que acaba privatizada y en el mercado libre". Por su parte, el vicepresidente del BEI, Ricardo Mourinho Félix, destaca que "la crisis económica generada por el covid-19 ha sido especialmente dura para los colectivos más vulnerables, y es por eso que estamos encantados de apoyar los planes de inversión del Ayuntamiento, que resultarán en una mejora de la calidad de vida de los residentes".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.