Barcelona no pasará a la fase 1 esta semana. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del CCAES, Fernando Simón, han comparecido esta tarde en una rueda de prensa para confirmar que la capital catalana no supera la fase, pero que el resto de Cataluña sí. 

Los miembros del ejecutivo central han anunciado la aprobación de la Generalitat de avanzar en la desescalada de Cataluña. El gobierno español ha validado la entrada de la capital catalana (y de Madrid) en la fase 0,5, que se aplicará en todas las regiones que se quedan en la fase 0. Lleida, Girona, Tarragona y las áreas básicas de salud del Maresme, el Baix Montseny y el Garraf sí que han pasado a la fase 1. 

¿QUÉ ES LA FASE 0,5?

La fase 0,5 es un paso intermedio entre la 0 y la 1. Este relaja la primera pero prohíbe algunas actividades de la siguiente. En esta fase intermedia el comercio puede abrir sin cita previa, pero con restricciones de seguridad, como la limitación de aforo. 

Durante la fase 0,5 no se permiten todavía las visitas a familiares o amigos. Aunque todavía esté restringido, en el País Vasco se han permitido reuniones de hasta 10 personas para hacer deporte (con distancia mínima de seguridad) o en bares con terraza. Este permiso está circunscrito entre las 6.00 horas y las 23.00 horas.

BARES, VIAJES Y CENTROS EDUCATIVOS

Los bares no podrán abrir durante esta fase intermedia en Barcelona y Madrid, ni siquiera las terrazas al 50%. Los miembros de una unidad familiar o convenientes sí podrán viajar en un vehículo privado, aunque no podrán circular entre municipios excepto por razones profesionales o sanitarias. 

Otra de las cuestiones que preocupa a la ciudadanía barcelonesa es la apertura de los centros educativos. La fase 0,5 en Barcelona permitirá su reapertura para gestiones urgentes que no puedan realizarse por vía telemática o para proceder a su desinfección. 

MISAS Y BIBLIOTECAS

En cuanto a los centros culturales, los barceloneses podrán visitar museos o bibliotecas en la fase 0,5. Será con restricciones: los museos deberán reducir su aforo a un tercio y las bibliotecas solo podrán abrir para préstamos de libros. 

El último punto que contempla esta fase es que las celebraciones religiosas se permiten en Barcelona siempre que no se supere un tercio del aforo del templo. En cuanto a los entierros se podrán llevar a cabo con un máximo de 10 asistentes y de 15 si es al aire libre. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.