ARCHIVADO EN:

Pirineus-Barcelona formalizará el próximo otorño la candidatura a los Juegos Olímpicos de invierno de 2030. Así lo ha asegurado esta semana el Secretario General de Deporte de la Generalitat y director del programa Pirineus-Barcelona 2030, Gerard Figueras. “Ahora se abre la carrera. Y estamos a punto. Nuestra posición es excelente".

El anuncio de la Generalitat se ha producido unos días después de que se diera a conocer de que los Juegos Olímpicos de 2026 los acogerá finalmente la candidatura de Cortina d’Ampezzo-Milán. Junto a Barcelona, también aspiran a albergar los citados juegos de 2030 Sapporo (Japón) y Salt Lake (Estados Unidos).

DOS AÑOS Y MEDIO DE TRABAJO

Según Figueras, Pirineus-Barcelona lleva más de dos años y medio trabajando en la candidatura. "Ahora se encuentra en la fase final de la elaboración del dossier que se presentará y un equipo técnico está evaluando junto al Comité Olímpico Internacional (COI) las necesidades técnicas y logísticas".

Para Figueras, estos juegos tienen que servir para repensar la relación entre Barcelona y los pirineos y para construir y mejorar las infraestructuras necesarias, como la vía de ferrocarril de Barcelona-Vic-Puigcerdà y el tercer carril de la C-16 de Cercs a Bagà.  

Según la Generalitat, los juegos serán "transnacionales" y se desarrollarán en Barcelona y su área metropolitana, en localidades del pirineo catalán y aragonés y en territorio francés, para las pruebas de salto de trampolín y de bobsleigh, competiciones para los que Cataluña no tiene instalaciones.

El presupuesto operativo de los Juegos Olímpicos puede rondar los 1.300 millones de euros, de los que unos 900 los pone el COI y otros 400 deberián llegar de la venta de entradas, merchandising o patrocinios. Estas previsiones económicas no incluyen las inversiones para las infraestructuras.