El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado de forma definitiva la construcción del Centro de Atención Primaria (CAP) del Raval Nord en la capilla de la Misericòrdia. El Consejo Plenario ha dado también el visto bueno final al plan de usos en los entornos de la calle de Girona y a la modificación del Plan General Metropolitano para preservar el Hotel Buenos Aires y el cambio de calificación del suelo para instalar equipamientos en este punto de Vallvidrera.

El Plan Especial Urbanístico de Mejora Urbana del Raval permitirá que el departamento de Salut pueda construir el equipamiento sanitario en la Misericòrdia, situada en la calle de Montealegre 4. El proyecto ha recibido el visto bueno de todos los grupos municipales. La habilitación del CAP en la Misericòrdia ha estado marcada por la polémica con el MACBA, que quería ampliar el museo en el citado edificio. Ahora, el equipamiento cultural crecerá junto al Convent dels Àngels. La construcción del CAP se desencalló el pasado mandato tras una década en los despachos de las administraciones.

PLAN DE USOS EN LA CALLE DE GIRONA

El plan de usos de la calle de Girona ha recibido también el aval definitivo de los concejales, aunque en este caso la iniciativa municipal solo ha recibido el visto bueno de Barcelona en Comú, PSCERC, mientras que Barcelona pel Canvi ha votado en contra, y PP, JuntsxCat y Ciutadans se han abstenido. El plan de usos quiere regular la apertura de establecimientos de concurrencia pública y de comercios alimentarios y otras actividades en la zona. Según la teniente de alcaldía Janet Sanz, el plan irá acompañado de un eje verde. Afecta a 100 hectáreas y a 1.500 actividades económicas. 

La polémica expropiación del antiguo Hotel Buenos Aires prosigue su camino. En el pleno de este viernes, el Ayuntamiento ha aprobado la modificación definitiva del Plan de General Metropolitano para proteger el edificio y que en él se puedan construir pisos dotacionales. Como ocurrió en comisión, ERC ha dado el espaldarazo a la propuesta del gobierno municipal, mientras que Barcelona pel Canvi, PP y Ciutadans han votado en contra. JuntsxCat se ha abstenido. 

UN CONTENCIOSO, A LA VISTA

Muy probablemente, la expropiación del viejo Hotel Buenos Aires costará un pastizal a Barcelona, como lo avanzó en exclusiva Metrópoli Abierta. La propiedad, la congregación de los Padres Paúles, y el fondo inversor London Private Company, que tenía un acuerdo de compra con los religiosos, estudian emprender un contencioso-administrativo contra el Ayuntamiento que podría acabar en una indemnización millonaria, como opinan todos los grupos de la oposición, incluido ERC. 

El concejal de JuntsxCat, Jordi Martí Galbís, ha asegurado que el proyecto del Hotel Buenos Aires ha dividido al gobierno municipal y ha criticado la falta de diálogo con la propiedad. El edil ha recordado la falta de compromiso del Ayuntamiento con Sarrià-Sant Gervasi por la parálisis en la construcción de la biblioteca de Sarrià, que acumula cinco años de retrasos. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.