Todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Barcelona, excepto PP y Ciutadans, han pedido hoy al Gobierno de Pedro Sánchez que ilegalice la Fundación Francisco Franco y se han comprometido para que esta entidad no abra una delegación en la capital catalana.

Lo ha anunciado este miércoles en rueda de prensa el teniente de alcalde de Barcelona Jaume Asens, acompañado de los concejales Jordi Martí (PDeCAT), Montse Benedí (ERC), Carmen Andrés (PSC), Eulàlia Reguant (CUP) y los no adscritos Gerard Ardanuy y Juanjo Puigcorbé.

Placa de la Fundación Francisco Franco / EP
Placa de la Fundación Francisco Franco / EP

"LLEGAREMOS AL FINAL"

También han apoyado la petición representantes de entidades como, por ejemplo, la Associació Catalana d'Expresos Polítics del Franquisme, SOS Bebés Robados, Irídia, Amical Mathausen, la Fundació Cipriano Garcia, la Associació Memòria Històrica Catalunya o  el Institut de Drets Humans de Catalunya.

Asens ha confiado en que el Gobierno de Pedro Sánchez responderá a su petición de eliminar del registro estatal de fundaciones a esta entidad, que tiene un mes para responder, pero ha señalado que, en el caso de que lo rechace, acudirán a los tribunales: "Llegaremos al final, pero confiamos plenamente en que no hará falta".

SEDE EN BARCELONA

El asunto se abordará además en el pleno municipal del viernes para evidenciar que existe en Barcelona una mayoría contraria a esta fundación. A posibilidad de que abra una sede en la capital catalana, Asens ha comentado que, si la fundación lo hiciera, sería con "voluntad de provocar".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.