El Ayuntamiento de Barcelona ha equipado totalmente a sus agentes de la Guardia Urbana, durante los últimos meses, mediante la adquisición de vestuario y complementos. En el mes de junio distribuyó 170 vales de 400 euros cada uno y 70 vales de 250 euros unidad para que los agentes que han de patrullar de paisano (vigilando carteristas y ladrones al descuido) puedan adquirir ropa en El Corte Inglés o sus firmas asociadas, tal y como publicó Metrópoli. Pero en las últimas semanas adjudicó varios contratos para proveer de zapatos, guantes de protección y complementos a los agentes.

El contrato más voluminoso, adjudicado el pasado 29 de julio, fue para proveer de zapatos de uniformidad básica a los urbanos. El calzado que llevan los agentes se ha de renovar cada cierto tiempo debido a su desgaste por el uso, pero también se prevé adquirir material destinado a las nuevas incorporaciones que se realzarán durante los próximos meses. Este contrato se realizó, así, para la adquisición de zapatos negros de punta redondeada.

CARACTERÍSTICAS

Han de ser de piel, con cordones y ojales metálicos o plásticos, antiestáticos, con resistencia a la absorción y penetración de agua, con suela resistente a los hidrocarburos y antideslizante, resistencia a la perforación, con plantilla interior anatómica, lavable y recambiable, con buen nivel de absorción y eliminación de humedad y tratamiento antibacteriano, con suela pegada con goma EVA o equivalente. “El zapato deberá ser ligero, cómodo, ergonómico, transpirable, antideslizante y con propiedades antiestáticas”, dice el contrato. También advierte que “el conjunto proporcionará una excelente resistencia y amortiguación, eliminando la humedad derivada de la transpiración, garantizando la higiene total del pie, por su tratamiento antihongos y bacteriano”.

El tamaño de los zapatos irá desde la talla 36 a la 48, aunque la adjudicataria se compromete a poder suministrar también zapatos de la talla 35 y hasta la 52. Aunque la mayoría de los zapatos deben ir con el logotipo de la Guardia Urbana, un 15% del suministro se comprará sin logotipo, para que puedan ser utilizados los agentes que patrullan de paisano. El número aproximado de pares de zapatos a comprar es de casi 4.300 y el precio unitario se sitúa en unos 60 euros, IVA incluido.

A esta licitación concurrieron tres ofertas. Finalmente, se la llevó la compañía FAL Calzados de Seguridad, con una oferta de 258.879 euros. Esta compañía es una veterana del sector, con sede en La Rioja, que se ha hecho un hueco en el mercado mundial de la fabricación de calzado de seguridad, con presencia en Noruega, Rusia, República Checa, Andorra, Marruecos, Jordania, Israel, Emiratos Árabes, Malasia, Singapur, Indonesia o Sudáfrica.

GUANTES DE PROTECCIÓN

El mismo día que el consistorio barcelonés cerraba el contrato de la adquisición de zapatos, también cerraba otro para la compra de guantes de protección. Se trata de la compra de 323 pares de guantes anticorte; 444 guantes de verano para motos y 487 guantes de invierno, también para motos. El precio unitario varía de los 33,88 euros de los primeros a los 66,55 los segundos, pasando por 56,62 euros los de verano. En esta licitación sólo se presentó la empresa Tomás Bodero SA, que se hizo con la adjudicación por 69.660 euros. Esta firma, con sede en Burgos, tiene casi 40 años de antigüedad y está presente en más de 30 países.

El pasado 30 de agosto, otro concurso cerraba este ciclo de adquisiciones para la Guardia Urbana: se trata de una licitación para suministrar complementos del vestuario policial para la Guardia Urbana. En esta ocasión, se presentaron al concurso 8 empresas, pero se llevó el gato al agua la firma Satara Seguridad con una oferta de 72.598 euros

FUNDAS DE PISTOLA, ESPOSAS Y CARTERAS

El material que se ha de suministrar es muy variado: 282 unidades de cinturones dobles, para sujetar todo el material que llevan encima los agentes, 282 fundas de pistola, 262 silbatos con su correspondiente cordón, 262 esposas con sus fundas correspondientes, 262 fundas de cargador, 261 pares de guantes de gala, y 261 carteras para llevar las acreditaciones oficiales (placas de policía).

Satara Seguridad es una empresa valenciana que se ufana de suministrar equipamiento policial a más de 700 ayuntamientos, entre ellos Valencia, Girona, Badalona, Badajoz, Ciudad Real o Sabadell. A ellos se suma ahora la capital catalana. En su oferta para el concurso de Barcelona, realizó un descuento del 34,20% en el precio de referencia de la licitación, aunque las demás firmas también realizaron importantes descuentos, de entre el 17,94 y el 33,55%. Debido a las características del material suministrado, y a los descuentos previstos por el resto de licitantes, esa rebaja no fue esa oferta no fue calificada de baja temeraria, puesto que las propias bases del concurso preveían que se incurriría en la misma sólo si se sobrepasaba en 10 puntos la media de los descuentos ofrecidos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.