Barcelona pondrá en marcha la reactivación del sector deportivo mediante una inyección de cinco millones de euros. Así lo ha anunciado este viernes el concejal de Deportes, David Escudé, quien ha afirmado su voluntad de "hacer la red de equipamientos tan competitiva como el día antes de la pandemia".

El socialista ha explicado que el plan de reactivación contará con tres ejes principales. Se reforzará la "garantía de acceso universal" con una mayor "cuantía en las becas de niños entre 6 y 17 años para que puedan ahcer deporte independientemente de las condiciones económicas de su familia", se asegurará el "equilibrio económico" de las instalaciones deportivas trabajando de manera conjunta con los gestores y realizará el "pago del alquiler" de los equipamientos municipales, una medida que, en palabras de Escudé, "nunca se había visto antes".

COMPETITIVIDAD

Además de garantizar la viabilidad económica, Escudé ha insistido en garantizar al competitividad deportiva con unas ayudas que asegurarán que en el mes de septiembre, coincidiendo con el inicio de las temporadas, toda la red de equipamientos garantice los entrenamientos y las competiciones como antes de la pandemia.

El concejal también ha aprovechado para "felicitar" a los gestores de los centros deportivos municipales tras los meses de cierre, asegurando que "Barcelon tiene una deuda con el deporte".

IMPORTANCIA DEL DEPORTE

La teniente de alcalde de Deportes, Laia Bonet, ha recordado al importancia del deporte para Barcelona, remarcando "los puestos de trabajo" que genera el sector.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.