La Guardia Urbana impide desde esta tarde el acceso a las playas de Nova Icària, Bogatell, Llevant y Mar Bella al haber alcanzado la máxima ocupación permitida, que es del 80 % del aforo, la requerida para mantener la distancia de seguridad ante el coronavirus.

A partir de las 16:45h se ha tenido que impedir temporalmente el acceso a las playas de Nova Icària y Bogatell, y desde las 18:15h se ha hecho lo propio con las de Llevant y Mar Bella.

AVISO DE LOS VIDEOSENSORES

Según el Ayuntamiento, en el momento en que los videosensores han detectado que se alcanzaba un nivel de ocupación muy alto, se ha informado a los bañistas por megafonía de la situación, en colaboración con los informadores desplegados por el litoral, y se ha pedido su colaboración para repartirse por la playa respetando las distancias de seguridad.

Una vez alcanzado el nivel máximo de ocupación, la Guardia Urbana no ha permitido la entrada a más personas a esas playas para evitar aglomeraciones.

Este es el primer fin de semana que está permitido el baño en las playas de Barcelona desde que la capital catalana entró en la fase 2 de la desescalada, y los barceloneses han querido volver a disfrutar del baño en las diez playas que ofrece la ciudad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.