A cara de perro. Así cabría calificar el feroz concurso municipal para el servicio de creatividad, estrategia de comunicación, diseño gráfico y gestión de canales digitales de las campañas y acciones de comunicación de la Capital Mundial de la Alimentación Sostenible, honor que este año se ha llevado Barcelona. Prueba de esa pugna es que al concurso de marras se presentaron nada menos que 17 ofertas, de las que resultó ganador el rompedor despacho Folch Studio.

Son nueve meses de intenso trabajo, con grandes dosis de creatividad, que costarán a las arcas públicas un total de 193.600 euros, pero cuyas consecuencias de imagen y prestigio traspasarán fronteras: el nombre de Barcelona puede salir sumamente reforzado en el mundo entero, vinculado a un elemento tan positivo como es la alimentación sostenible y la lucha contra el cambio climático, retomando así un pulso que se había visto debilitado por la pandemia y por los propios vaivenes políticos municipales.

UNA POBLACIÓN URBANITA

Lo cierto es que los responsables municipales no pierden ocasión para resaltar que Barcelona será este año la Capital Mundial de la Alimentación Sostenible. “Según datos de las Naciones Unidas, actualmente el 55% de la población vive en ciudades. El 2050, la concentración podría llegar al 68%. Ante esta creciente condensación urbana, los sistemas de producción y de acceso a los alimentos que se utilizan en las grandes ciudades tienen cada vez más peso a la hora de incidir en problemas tan graves como el hambre, la pobreza rural o el cambio climático”, dice un informe interno del consistorio barcelonés.

Ada Colau, durante la inauguración del Biomarket de Barcelona / EUROPA PRESS
Ada Colau, en diciembre durante la inauguración del Biomarket para la alimentación sostenible / EUROPA PRESS

En el 2015, añade ese informe, “Barcelona y un centenar más de gobiernos locales de toda Europa firmaron el Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán y se comprometieron a desarrollar sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos, resilientes, seguros y diversificados”. Desde entonces, Barcelona “despliega una política dirigida a la soberanía alimentaria que permita transitar hacia un sistema alimentario sano, medioambientalmente sostenible y socialmente justo”.

LÍNEA GRÁFICA IDENTIFICATIVA

En este contexto, “durante el 2021, Barcelona acogerá el Séptimo Foro Global de Ciudades del Pacto de Milán, acontecimiento que tiene lugar este año en la Capital Mundial de la Alimentación Sostenible”. Esa candidatura se basó en la estrategia de políticas alimentarias de Barcelona, basada en tres ejes: “Fomentar dietas saludables accesibles para todos; impulsar economías locales y sostenibles; y combatir la emergencia climática”. Y añade el texto que “además de sacar músculo de las políticas alimentarias de la ciudad, durante el 2021 se impregnará toda la ciudad de acontecimientos específicos y desde los diferentes ámbitos políticos, centrados en la temática de la alimentación sostenible para ponerla en el centro de la agenda política y mediática”.

En este contexto, los responsables municipales no quieren dejar pasar la ocasión y pretenden una acción en profundidad de la comunicación de todos los eventos relacionados con la alimentación sostenible. Es preciso conceptualizar toda una línea gráfica identificativa, que ya está realizada, y ponerla al servicio de la maquinaria política municipal para popularizarla internacionalmente.

TRES HITOS IMPORTANTES

Hay tres acontecimientos paralelos que ayudarán a crear ese relato propagandístico de Barcelona: por un lado, el Foro Global de Ciudades del Pacto de Milán, ya aludido, cuyo lema será este año ‘Cultivando resiliencia; sociedades alimentarias sostenibles para afrontar la emergencia climática’. Será un evento entre el 19 y el 21 de octubre, “como punto de encuentro de los alcaldes y alcaldesas de las ciudades firmantes del Pacto, los equipos técnicos de estos ayuntamientos y otros agentes económicos y sociales, así como el mundo de la investigación y generación de conocimiento”.

El segundo punto es la Semana de la Alimentación Sostenible, del 14 al 21 de octubre, que englobará espectáculos y actividades de artes escénicas, actividades infantiles, rutas guiadas y debates con ponentes de renombre a nivel mundial. Por último, la clausura de la Capital Mundial quiere tener “una fuerte vertiente transformadora y de cambio de modelo alimentario, por eso propondrá generar una estrategia a 10 años vista durante todo el 2021 para que sea la hoja de ruta a seguir en las políticas alimentarias de los próximos años”. Todo ello, irá aderezado con otras campañas de segundo nivel estratégico y actividades en pequeño formato que aprovecharán la misma imagen para proyectar a Barcelona como capitalidad perenne de la alimentación sostenible y la lucha contra el cambio climático.

Barcelona, Capital Mundial Alimentación Sostenible / PACTO DE MILAN
Barcelona, Capital Mundial Alimentación Sostenible / PACTO DE MILAN

UNA CAMPAÑA CERCANA Y EMPÁTICA

Con la campaña global de Folch Studio, se pretende “concienciar a la ciudadanía de la importancia de una alimentación sostenible para cuidar la salud, luchar contra a crisis climática, generar relaciones económicas justas y dinamizar las economías de proximidad, tanto en Barcelona como en el territorio catalán”. Además, pretende “generar un relato que acompañe un cambio estructural en la cultura mediterránea, extender la cultura y los valores vinculados a la alimentación sostenible, visibilizar la tarea que se realiza en todo el territorio metropolitano de Barcelona en el ámbito de la alimentación sostenible; y posicionar a Barcelona como referente mundial en políticas alimentarias”.

Eso sí, la campaña ha de resultar “próxima, empática, centrada en las personas”. Y con especial protagonismo de la infancia, “teniendo en cuenta su importancia en todos los ejes: territorio, salud, emergencia climática…”. Ahí entra el servicio de creatividad, la estrategia de comunicación y diseño gráfico de cada campaña, con una propuesta creativa única tanto en el tono, el lenguaje o la redacción como en los diversos medios donde se reproduzca, desde medios digitales hasta radio o televisión, banderolas, cartelería, litografías, folletos, banners, cortinillas, autobuses, piezas gráficas para redes sociales como Twitter, Facebook, LinkedIn, YouTube, Instagram o Telegram, o incluso producción de audiovisuales ad hoc.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.