El Ayuntamiento de Barcelona ha adjudicado la contrata de limpieza y la gestión de residuos de los próximos ocho años, con posibilidad de prórroga de otros dos, ha explicado Eloi Badia, concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, este jueves en rueda de prensa. Supondrá una inversión de 287 millones de euros anuales, que elevará el gasto de todo el período a un total de 2.300 millones, alrededor del 10% del presupuesto municipal.

CAMBIOS EN LA RECOGIDA DE BASURA

El nuevo contrato introduce cambios importantes en la gestión de la basura en la ciudad. Por una parte, desplegará progresivamente la recogida puerta a puerta en todos los distritos. Una medida que arrancará este mismo año en los barrios de Sant Andreu de Palomar, Horta y Sant Antoni. Algo que el Área Metropolitana (AMB) quiere extender al 100% de los municipios metropolititanos en 2025, para cumplir con los objetivos europeos de un 55% de residuos reciclados por aquel entonces.

Además abordará la problemática del ruido, después de años de quejas de los vecinos, e introducirá una flota renovada de camiones silenciosos. Serán vehículos eléctricos, por lo que contribuirán también a la reducción de emisiones de dióxido de carbono y otras partículas contaminantes en Barcelona. Otras tecnologías, como los contenedores con cierres discrecionales o por horarios, o la identificación de los usuarios con tarjetas lectoras ayudarán a la transformación del servicio en la capital.

Además, el consistorio calcula que hará falta ampliar la plantilla de los servicios de limpieza en 225 personas más, por lo que elevaría la cifra a 4.400 trabajadores.

EL NUEVO SERVICIO, EN 2022

Con todo, el Ayuntamiento prevé la aprobación definitiva de la contrata en marzo y la implementación del nuevo servicio a principios de 2022. Esto si no se presentan alegaciones u otros procedimientos que retrasen el proceso.

Las cuatro empresas adjudicatarias son: FCC Medio Ambiente para los distritos del Eixample, Gràcia y Ciutat Vella, Corporación CLD Sorigué para Sants-Montjuïc, Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi, Valoriza Servicios Medioambientales para Horta-Guinardó y Nou Barris y URBASER para Sant Andreu y Sant Martí.

MULTA A FCC

Sobre la idoneidad de firmar un nuevo acuerdo con FCC, multada en 2017 con 7,1 millones de euros por presuntas irregularidades en la contrata anterior, Badia ha asegurado que la empresa "ya recibió su castigo" y que "tiene derecho a volver a presentarse" a un concurso del Ayuntamiento. Aun así, afirma que el gobierno municipal estará "muy atento" y mejorará el control y seguimiento. Cabe recordar que, después de la sanción impuesta por el consistorio, la Fiscalía Provincial de Barcelona acabó archivando la causa.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.