ARCHIVADO EN:

El gobierno de Barcelona ha aprobado este miércoles la nueva tasa municipal de residuos. El gravamen se cobrará a través del recibo del agua a partir de mayo de 2020 y servirá para financiar la recogida selectiva de basura. Se calcula que cada hogar pagará entre 27 euros y 51 euros anuales, lo que supone entre 2,25 euros y 4,25 euros al mes.

Las tarifas de la tasa se fijarán según el tipo de vivienda que recibe el servicio de suministro de agua, en función de su caudal nominal y los tramos de consumo.

APOYO DE ERC

El nuevo impuesto municipal ha sido aprobado en la comisión de Economía con los votos favorables de los dos socios de gobierno, Barcelona en Comú y PSC, y el apoyo de ERC, imprescindible para sacar la medida adelante. JxCAT, partido aliado del Ejecutivo local en la aprobación de los presupuestos, ha votado en contra, así como el resto de partidos de la oposición.

El Ayuntamiento calcula que recaudará unos 41 millones de euros al año gracias a la nueva tasa, que afectará a unos 557.000 hogares de Barcelona.

El concejal de Emergencia Climática, Eloi Badia, ha explicado que es una propuesta de base "que tendrá que ir evolucionando e incorporando modificaciones". El objetivo, según él, es acercarse a una tarifación más justa que la actual, que es a través de impuestos generales.

 (En ampliación)