Durante los meses de julio y agosto se han producido un total de 356 denuncias por okupaciones en Barcelona. Acerca de esta problemática, el teniente de alcaldía de Prevención y Seguridad, Albert Batlle, apuesta por “hacer un análisis concreto” sobre las diferentes tipologías de este delito. Además, también cree que “no es un fenómeno exclusivo de Barcelona ni de España” aunque sí que ve “necesario” mejorar la legislación respecto a esta cuestión tan polémica.

Asimismo, el líder de Units per Avançar ha vuelto a insistir en que Ciutat Vella y algunas áreas del Poble-Sec son las zonas de la ciudad con más narcopisos y son “las que más preocupan” al político de Sarrià-Sant Gervasi.

Así lo han indicado el teniente de alcaldía de Prevención y Seguridad, Albert Batlle, y el jefe de la Guardia Urbana, Pedro Velázquez, que han presentado este jueves en una rueda de prensa el balance del dispositivo de seguridad de verano de la Policía Local barcelonesa. 

BAJA EL TOTAL DE DELITOS

Eso sí, en el mismo período de tiempo, se ha producido una bajada de la realidad delictiva, con una disminución del 41% de los hechos conocidos por la Guardia Urbana. Se ha pasado de un total de 41.394 delitos producidos el verano de 2019 a los 24.400 de este año.

"Desde el punto de vista de la seguridad, la realidad objetiva es que ha habido una disminución del nivel delincuencial en la ciudad este verano", ha asegurado el dirigente de Units per Avançar. "La presencia de 209 nuevos agentes de la Guardia Urbana también ha aportado una mayor sensación de seguridad", ha añadido.

LA OPERACIÓN TREMALL

Por su parte, Velázquez ha hecho un especial émfasis en la "importancia de la coordinación con las otras policías que operan en la ciudad", con un especial punto de mira en el distrito de Ciutat Vella, en el marco de la operación Tremall. También cabe destacar que han bajado un 61% los hurtos y se han registrado un total de 9.191 casos ante los 23.854 del verano pasado.

Albert Batlle, en la rueda de prensa de este jueves / AY. DE BCN
Albert Batlle, en la rueda de prensa de este jueves / AY. DE BCN

Por otro lado, los robos con fuerza han caído un 32%, con un total de 1.535 casos contabilizados, en vez de los 2.274 del año pasado en este mismo período de tiempo. Además, los robos con violencia e intimidación también han registrado una caída del 29%, con 1.860 casos durante julio y agosto.

Batlle y Velázquez también han apuntado las cifras otros delitos. En este sentido, se han producido un total de 3.178 infracciones por consumo de bebidas alcohólicas y se han impuesto un total de 1.497 denuncias por no hacer uso de la mascarilla.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.