El plan de expansión de las zonas de estacionamiento regulado impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona convertirá a la capital catalana en una ciudad donde será prácticamente imposible aparcar en la calle sin coste.

Anuncios como el que tuvo lugar en junio del pasado año, en el que el consistorio aseguró la creación de 10.000 nuevas plazas de área verde, no dejan duda alguna de ello. La medida, además, está acompañada de la subida de precios en las zonas reguladas y la tarificación dependiente de la etiqueta ambiental del vehículo que están en vigor.

Para controlar que los conductores cumplan con los pagos y las normativas en éstas y el resto de plazas de la ciudad que no son de carácter libre, el consistorio ha realizado una importante inversión en motocicletas con modalidad de alquiler.

PASMON, POR DELANTE DE COOLTRA

El concurso público recibió, tan solo, dos ofertas. Pasmon Integral y Cooltra fueron las únicas compañías que se presentaron, y la primera ha sido la que se ha llevado una adjudicación que asciende hasta los 158.841,54 euros.

El factor que ha decantado la balanza ha sido el precio unitario de los vehículos. Pasmon presentó una oferta económicamente inferior, establecida en 169 euros respecto a los 183 euros de Cooltra. Ambas compañías ofrecieron motos eléctricas con batería extraíble, que en ninguno de los casos incorporaban sistema ABS.

Estacionamientos de área verde en Barcelona / AJ BCN
Estacionamientos de área verde en Barcelona / AJ BCN

17 VEHÍCULOS

El contrato final indica el suministro de “17 motocicletas de alquiler sin opción a compra”, que pasarán a formar parte de la flota de los trabajadores de Barcelona Serveis Municipals (BSM) durante tres años. No hay posibilidad de prórroga, pero Pasmon deberá encargarse del servicio de mantenimiento.

La totalidad de los vehículos se destinarán a los empleados de la unidad ÀREA, a quienes también se les facilitará un equipamiento de motorista.

ZONAS REGULADAS

Al margen de la zona azul y el área verde, estos empleados de BSM también controlan las plazas de Distribución Urbana de Mercancías (DUM), es decir, los emplazamientos de carga y descarga.

Los trabajadores de la unidad también realizan solicitudes de retirada de vehículos abandonados, proponen la redistribución de las plazas de aparcamiento en superficie y registran incidencias en la vía pública y su mobiliario.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.