Los nueve casales de ancianos del distrito de Sant Martí costarán a las arcas públicas municipales algo más de 1,4 millones de euros durante los próximos dos años. El contrato fue adjudicado el pasado 27 de mayo a la entidad Esport3 Serveis Alternatius SL, mediante un concurso al que se presentaron cuatro ofertas. Los centros a gestionar son el Parc del Clot, Joan Casanelles, Quatre Cantons, Taulat-Can Saladrigas, Verneda Alta, Sant Martí, Joan Maragall, Ca l’Isidret y Parc Sandaru. La gestión de los mismos incluye el servicio de cafetería y la dinamización de sus espacios. El contrato puede prorrogarse, pero sólo por un año más.

La misión de los casales de ancianos, según explica un informe interno del consistorio es prevenir situaciones de aislamiento social, el fomento de la relación y la promoción de la participación activa en la vida de la comunidad de los mayores. “La finalidad de los casales y espacios es la de ofrecer un espacio de relación de intercambio, un lugar donde formarse, un punto de encuentro donde poder tener y mantener buenas relaciones y compartir intereses diversos, un espacio solidario con los otros y con el entorno, conocedor y parte activa de lo que pasa dentro y fuera de la vida del equipamiento y con capacidad de adaptación a las nuevas realidades”, añade el informe aludido.

PARA MAYORES DE 55 AÑOS

El contrato, pues, permitirá “satisfacer adecuadamente las necesidades administrativas porque el servicio favorecerá la implementación de un programa de gestión y dinamización sociocultural. Se potenciará la realización de intervenciones y acciones para la prevención de situaciones de aislamiento social, la promoción de la vida activa de los ancianos y el fomento de las relaciones comunitarias”.

El pliego de prescripciones técnicas del concurso especifica que los destinatarios son personas de 60 años y más y sus parejas o personas de 55 años y más en proceso de prejubilación. La cartera de servicios a desarrollar incluye la dinamización sociocultural con actividades de fomento de hábitos saludables, de formación permanente y de actividades lúdicas y de ocio.

CURSOS Y TALLERES

Pero una parte importante del trabajo a desarrollar en los casales son cursos y talleres. La programación de los talleres profesionales contempla 318 cursos entre todos los casales, además de un mínimo de 50 talleres anuales voluntarios y gratuitos. “Los casales y espacios fomentarán que el conocimiento y la experiencia acumulada de los mayores se intercambie, velando por el enriquecimiento mutuo de sus socios y usuarios”, dicen las bases del contrato. Cada final de curso contará con una fiesta específica para consolidar el ambiente de camaradería.

Entre el 24 de junio y el 31 de agosto, se realizarán un mínimo de 18 talleres (dos por casal) profesionales en horarios de mañana o tarde, que tendrán un mínimo de 8 personas por taller. Estos cursos, al ser profesionales, son de pago, pero su importe se ingresará en una cuenta municipal, no de la empresa gestora.

Actividad en grupo en el casal Joan Casanelles / CASAL GENT GRAN JOAN CASANELLES
Actividad en grupo en el casal Joan Casanelles / CASAL GENT GRAN JOAN CASANELLES

TIPOS DE TALLERES

Respecto a los tipos de talleres, hay para todos los gustos: un 20% han de versar sobre nuevas tecnologías: informática, fotografía, fotografía digital o uso de las redes sociales, entre otras; un 15% deben ser sobre salud emocional; otro 15%, de yoga, tai-chi, reflexología podal, risoterapia, aromaterapia, higiene postural, gimnasia dulce…; un 10%, de manualidades (decoración, bricolaje, pintura, costura…); otro 10%, de memoria; otro 10%, de nueva creación; un 5%, de idiomas; otro 5%, de música (historia de la música, corales, utilización de instrumentos, etc); otro 5%, de sostenibilidad y medio ambiente (botánica, horticultura o viticultura; y otro 5% de cocina (cocina sana, de mercado, para hipertensos…).

Los casales han de garantizar también la participación de los ancianos en las fiestas mayores de los barrios y en otras celebraciones. Ahí, cada casal contará con la colaboración de diversas entidades, como en los proyectos de los Àpats en companyia. Las actividades lúdicas y socioculturales engloban salidas de carácter divulgativo relacionadas con la promoción de la salud, salidas culturales, espectáculos de pequeño formato (pueden ser de teatro, música en directo o recitales de poesía), conferencias, seminarios, clubs de lectura o celebraciones de días festivos. Además, para fomentar la intergeneracionalidad, los casales realizarán un mínimo de cinco talleres anuales conjuntos con escuelas, institutos, casales infantiles, casales de jóvenes o entidades diversas. A través de los casales se realizarán talleres de fomento del voluntariado y se crearán redes de ayuda mutua y prácticas de buena vecindad. Y, por otra parte, se potenciarán actividades transversales, con la realización de encuentros diversos: por ejemplo, de caminatas, de sardanas, de teatros, de memoria, de corales, de country y de bailes, etcétera.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.