Eloi Badia sigue obsesionado en tener más argumentos para justificar su posición anti-Agbar ante la opinión pública. Por este motivo, entre el año pasado y el actual ha regado con contratos menores a la ONG afín Associació Catalana d'Enginyeries Sense Fronteres con hasta 12.000 euros.

Solo hace falta entrar un momento en la página web de esta organización no-gubernamental, para entender que su posición sobre la gestión del agua en Barcelona es calcada a la que defienden tanto Colau como Badia. Y es que, ya en la página de inicio, aparece un banner que redirige al usuario a la web favorable a las tesis del Ayuntamiento sobre esta cuestión​ cuyo lema es el de Moviment Aigua pública i democràtica.

El objetivo de esta plataforma es "devolver a la ciudadanía el derecho a la participación en la gestión del agua por, así, garantizar un servicio justo y al alcance de todo el mundo, responsable, respetuoso con el planeta y basado en el control ciudadano". Curiosamente, este colectivo usa argumentos muy parecidos acerca de esta sensible cuestión a los del controvertido regidor y la actual munícipe de Barcelona. 

LUCHA SIN CUARTEL

Cabe recordar que la empresa público-privada Aigües de Barcelona (Agbar) es quien lleva a cabo la gestión del ciclo integral del agua, desde la captación hasta la potabilización, transporte y distribución. Además, se encarga del servicio de saneamiento y depuración de aguas residuales para su retorno al medio natural o su reutilización. De esta manera, ofrece servicio a cerca de tres millones de personas en los municipios del entorno de la capital catalana, además de hacerlo en la propia Ciudad Condal.

Pero el Ayuntamiento de Barcelona no está de acuerdo con que esta compañía sea quien tenga esta responsabilidad porque, especialmente la alcaldesa Ada Colau y el concejal de BComú Eloi Badia, desean que este servicio sea público al 100%. Y eso que el pasado 20 de febrero, Colau y Badia recibieron un duro varapalo, después que un organismo tan importante a nivel continental como la Comisión Europea, avalase el modelo de gestión público-privado del agua que realiza Agbar en Barcelona. Lo hizo en el marco de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, que debatió una petición presentada por Aigua és Vida, que posteriormente fue rechazada.

Esta plataforma lleva varios años cuestionando la legalidad de la constitución de la sociedad de economía mixta Aigües de Barcelona, entre el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y la Sociedad General de Aguas de Barcelona, para la gestión del servicio del ciclo integral del agua.

 

LA 'PECULIAR' HISTORIA DE ESTAS SUBVENCIONES

Estos contratos adjudicados a la citada oenegé se enmarcan dentro de dos convocatorias de ayudas con dinero de las arcas municipales. La primera, en 2019, dentro de las subvenciones otorgadas a proyectos de economía social y solidaria. El proyecto agraciado se titulaba Observatori per a la democratització de l'aigua a Barcelona i l'AMB y la organización se llevó 7.500 euros por este trabajo.

La subvencion a Enginyers Sense Fronteres
La subvención a 'Enginyeria Sense Fronteres' del 2019 de 7.500 euros / AJ. DE BCN

Pero, al mismo tiempo, la citada entidad presentó otro proyecto con un título muy parecido en la misma convocatoria, Creant aliances per a democratitzar l'aigua a Barcelona i l'AMB. En este caso, la petición de subvención fue denegada por parte del Ayuntamiento de Barcelona.

Aún hay más porque, en este 2020, la misma ONG presentó otro proyecto titulado de forma casi idéntica que el otro al que se denegó la ayuda públicaCreant aliances per tal de democratitzar l'aigua a Barcelona i l'AMB. La diferencia es que, en este caso, en vez de pedir el dinero dentro de la convocatoria para subvenciones a proyectos de economía social y solidaria, lo hicieron a principios de este año en otra distinta, dentro de las subvenciones de ámbito de distrito y de ciudad. Esta vez, a l'Associació Catalana d'Enginyeries Sense Fronteres se le ha adjudicado un contrato menor de 4.500 euros.

La subvención a Enginyers Sense Fronteres del 2020 de 4.500 euros / AJ. DE BCN
La subvención a 'Enginyeria Sense Fronteres' del 2020 de 4.500 euros / AJ. DE BCN

CUIDANDO A LOS 'AMIGOS'

Consultados acerca de estos contratos y la manera cómo se ha gestionado esta situación, este medio, al cierre de la edición de este artículo, no ha obtenido respuesta alguna del Ayuntamiento de Barcelona.

Esta cifra, sumada a la del año pasado, da 12.000 euros en dos años en subvenciones. Además, tal y como informó Metrópoli Abierta el pasado 26 de abril, la oenegé recibió un millón de euros en adjudicaciones del gobierno municipal entre 2015 y 2018.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.