Barcelona Servicios Municipales (B:SM) ha presentado un nuevo expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que afecta a 320 de los 1.338 trabajadores en plantilla a la espera de que el Procicat autorice la reapertura del Zoo y del Tibidabo, tras el cierre por las medidas de restricción del Govern ante los rebrotes de coronavirus.

Según fuentes de B:SM consultadas por la agencia Efe, se trata de un ERTE por causa de fuerza mayor, acordado con los sindicatos, que tiene como objetivo "preservar las condiciones laborales de los trabajadores" durante el período de inactividad "forzada".

TIBIDABO, EL ZOO, ANELLA OLÍMPICA Y EL FÒRUM

De las 320 personas afectadas por el ERTE, 247 trabajan en el parque de atracciones Tibidabo -gestionado por B:SM a través de la sociedad municipal PATSA- y 73 forman parte de la plantilla de B:SM en el Zoo, la Anella Olímpica y el Fòrum.

Fuentes de la empresa pública confirman que los despidos temporales se revertirán una vez se permita la reapertura del Zoo y del Tibidabo, que han solicitado al Procicat la autorización para retomar la actividad alegando que cumplen todas las medidas sanitarias contra contagios de coronavirus.

MÁS DE 900 TRABAJADORES AFECTADOS

El ERTE presentado asegura el 100 % del sueldo a los trabajadores afectados, así como los derechos de vacaciones, la antigüedad y las pagas extraordinarias correspondientes.

Un total de 973 trabajadores de B:SM ya se vieron afectados por dos ERTE en mayo, uno por fuerza mayor y otro por causas productivas, para paliar el impacto de la pandemia en la actividad, que cayó hasta un 90 %.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.