ARCHIVADO EN:

La celebración de la reunión extraordinaria de la comisión de Presidencia de este miércoles fue de película. Ausentes la alcaldesa y el primer teniente de alcalde de la reunión de sus áreas, los fantasmas cinéfilos acudieron a la casa consistorial: tú a Italia; yo a Latinoamérica. Nadie disculpó la ausencia de los primeros ediles Ada Colau y Gerardo Pisarello, acostumbrados ya a dar desplantes a la oposición. Ni nadie dijo dónde estaba la alcaldesa, que para más inri, fue reprobada en la reunión. Según algunas fuentes, la máxima responsable de la política municipal y de la (in)seguridad ciudadana está en Italia de vacaciones. 

Pisarello, por su parte, está en Uruguay. Su jefe de gabinete fue muy explícito: “Está en Montevideo, trabajando por Barcelona”. La oposición es más cruel: “Es curioso que se busca un viaje a Uruguay y a su tierra, Argentina, justamente en el mes de agosto, cuando debería tomar vacaciones. ¿No será que le pagamos el viaje a su tierra natal con el dinero público?”, argumentan con una lógica desconfianza sus rivales. Porque, en realidad, trabajar, lo que se dice trabajar, en este viaje, más bien poco. 

Se ha visto con el expresidente Pepe Mujica, con quien se hizo una foto que envió a las redes sociales. “Un placer charlar con un hombre sabio, muy querido en Barcelona, como el senador Pepe Mujica”, tuiteó el teniente de alcalde con una fotografía en el jardín de la casa del mandatario. Pero eso parece un viaje de placer. “Evidentemente, es un señor muy interesante , pero, ¿aporta algo a la ciudad una reunión con Mujica?”, critican desde la oposición. 

UN SOLO CONVENIO 

Pisarello lleva las áreas de Economía, Trabajo e Innovación, por lo que la respuesta a la pregunta es obvia. “¿Pero hay algún convenio que firmar, algún evento importante en Uruguay y Argentina como para que se vaya con asesora allí tantos días? ¿Tendrá reuniones vinculadas a su área de trabajo? ¿Qué réditos para la ciudad tendrá una visita al expresidente de Uruguay o una reunión con madres proaborto? ¿Tiene previsto firmar protocolos de colaboración con ayuntamientos uruguayos y argentinos?”, insisten desde la oposición. 

Lo cierto es que en los 3 días que lleva por tierras americanas no ha hecho mucho más que algunas visitas protocolarias. Eso sí, aseguraba este miércoles que “Uruguay es uno de los 7 países más digitalizados del mundo. Hoy Montevideo y Barcelona refuerzan sus vínculos en políticas democratización tecnológica gracias al acuerdo firmado con el intendente D. Martínez”. Por lo menos, pues, hay un protocolo para reforzar vínculos en políticas de democratización tecnológica, que nadie sabe muy bien en qué consiste. 

El teniente de alcalde inició el lunes a primera hora con la visita a una cooperativa de vivienda. Por la tarde, se vio con Mujica y concedió una entrevista a un diario local. El martes, tuvo reunión con la ministra de Industria, la visita a un parque tecnológico, un encuentro con alcaldes y munícipes y un asado con parlamentarios jóvenes del Frente Amplio. La estancia en Uruguay terminó con la firma del protocolo citado este miércoles a las 11 de la mañana. 

VARIOS DÍAS LIBRES 

Por la tarde, ya en Buenos Aires, visitó el Senado. Este jueves, tiene todo el día libre hasta las 7 de la tarde, cuando participa en una mesa redonda en la Facultad de Derecho. El viernes tiene un acto por la mañana, con la presidenta de las Abuelas de la Plaza de Mayo, con una visita a la funesta Esma (la escuela de Marina, donde torturaron a miles de argentinos) y a mediodía, un acto con juristas de la querella argentina contra los crímenes del franquismo, un pleito que llevaba el despacho de su compañero en el Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Asens. 

Y el sábado tiene una ofrenda floral en el Casal de Catalunya y un encuentro con el presidente del San Lorenzo de Almagro, todo en el mismo lugar. En su agenda, que continúa hasta el martes de la semana próxima, no figura ni un solo acto más, por lo que es esta situación la que levanta las sospechas de la oposición. “No entendemos porqué se reúne con una asociación de mujeres, en un tema que no entra dentro de sus responsabilidades de gobierno. ¿Trabajando para Barcelona? Lo que parece es que está de vacaciones pagadas. Está una semana de vacaciones en Argentina con cuatro actos y lo demás suponemos que será para visitar a la familia o hacer visitas turísticas. Y todo eso en un momento de máxima crisis por la inseguridad de Barcelona”, atacan desde la oposición. 

Lo que ha quedado demostrado es la habilidad de la alcaldesa y del teniente de alcalde de escurrir el bulto y de menospreciar a los demás concejales. Pero, sobre todo, llama la atención que ,en plena canícula, Pisarello diseñe un recorrido latino por su tierra con una agenda de mínimos y que se haga pagar ese viaje de las arcas públicas. Sospechoso, muy sospechoso.