El presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, ha pedido a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que no curse ninguna invitación a la Casa Real para que el Rey Felipe VI acuda a los actos del primer aniversario del atentado terrorista de la Rambla.

Torra considera que la figura del Rey prácticamente ha desaparecido de la sociedad catalana tras el discurso que pronunció después del referéndum del 1 de octubre, discurso por el que recibió muchísimas críticas desde los diferentes sectores del independentismo.

Además, el presidente de la Generalitat defiende que siendo el partido que Ada Colau republicano no tiene sentido que invite a un monarca a un acto organizado por el consistorio. “Si la señora Colau cree que debe invitar al Rey, yo no lo puedo vetar, pero pensaba que los comuns eran republicanos”, ha afirmado Torra.

NOSOTROS, NO

Torra ha asegurado que ningún representante del Govern irá a los actos a los que sean invitados por la Casa Real y ha asegurado, en una entrevista de Catalunya Radio, que la diferencia entre Pedro Sánchez, con el que se acaba de reunir, y el Rey es que “Sánchez es un presidente elegido por medio de los votos, mientras que el Rey, no”.

El presidente de la Generalitat ha afirmado que “en Catalunya, el 60 por ciento de los catalanes califica al Rey con un 0, y el resto con un 2. Y si coincidimos con el Rey en los actos de los Juegos del Mediterráneo fue porque se hicieron en Catalunya”

ANTECEDENTES

Por todo esto y por los antecedentes, no está nada claro que la alcaldesa de Barcelona vaya a invitar el Rey Felipe VI a los actos del primer aniversario del atentado de las Rambla.

Si acudimos a los antecedentes en los que la responsabilidad de la invitación dependía de la alcaldía de la ciudad, parece poco probable que se curse a la Casa Real una invitación para dichos actos.

Uno de los primeros actos en los que Ada Colau dejó claro que no acepta la figura del Rey fue en el de la conmemoración del 25 aniversario de la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona. En aquella ocasión, Ada Colau optó por invitar al Felipe VI como deportista en lugar de como Rey, un detalle que molestó mucho en la Casa Real.

La alcaldesa de Barcelona también plantó al Rey durante los actos de inauguración del Mobile World Congress. En aquella ocasión, Ada Colau aseguró que por responsabilidad institucional, y teniendo en cuenta que en Catalunya no había nornalidad politica, no debía asistar a las recepciones en las que estuviera presente el Rey. "Tengo que ser responsable con las miles de personas que sufrieron cargas policias durísismas en 27 escuelas de la ciudad el 1-0", argumentó en aquella ocasión.